Analizamos Max Payne 3, la vuelta de un clásico de la acción

COMPARTIR TWITTEAR

Después de años de ausencia Max Payne vuelve a la carga, esta vez en manos de Rockstar Studios, creadores de juegos como Red Dead Redemption. A pesar de las dudas por la ausencia de los creadores de los originales, Remedy Entertainment, y con todos los años de evolución en el género, Max Payne 3 consigue superar la prueba con nota mientras mantiene el espíritu de la saga intacto. Max Payne vuelve para quedarse.

Max Payne 3

Max Payne vuelve después de 8 años de ausencia. El juego de acción en tercera persona por excelencia intenta hacerse un hueco en un género que se ha llenado en su ausencia. Una vez más Max Payne se verá envuelto en el secuestro de la mujer que estaba protegiendo y que lo sumergirá en una historía de sangre, pólvora y destrucción. Todo mientras lucha contra sus adicciones, su pasado y su eterna mala suerte.

Primeras impresiones

Max Payne 3Lo primero que llama la atención es que Max Payne 3 deja de lado el aspecto noir o de cine negro de los anteriores juegos. Las escenas estilo cómic han sido reemplazadas por cuidadas cinemáticas que tanto gustan en la compañía de Rockstar y que se ha visto en muchos de sus trabajos, desde Gran Theft Auto IV a Red Dead Redemption. Esto muestra una acertada decisión: en vez de emular el estilo de Remedy, han decidido recrear el mundo de Max Payne a su manera. Muchos echarán de menos la ambientación de los anteriores, sin embargo no hay más que aplaudir a Rockstar por darse cuenta de una cosa, ahora es su juego y le imprimen su propio estilo.

Ficha del producto

  • Desarrollador: Rockstar Vancouver
  • Distribuidor: Take-Two Interactive
  • Lanzamiento: 18 mayo de 2012
  • Género: Acción en tercera persona
  • Idiomas: Textos en castellano, voces en inglés
  • Disponibilidad: PlayStation 3, Xbox 360, PC
  • Multijugador: Si
  • Calificación: PEGI 18

Disponibilidad y precios

La versión PC se puede encontrar en Steam por 49,99 € o edición física en Amazon por 24,26 €. Las versiones de consola cuestan en Amazon 33,24 € y en Game 36,95 €

Gráficos

Max Payne 3 El motor RAGE (no confundir con el juego) que Rockstar ha utilizado a lo largo de la generación vuelve a hacer acto de presencia en Max Payne 3 con brillantez. Desde los modelados llenos de detalles, incluso pudiendo ver cómo las ropas de Max se van manchando o rompiendo a lo largo de la misión, a los escenarios con una gran representación de ciudades como São Paulo o Nueva York. Pero el punto distintivo es Euphoria, el motor de animaciones usado en otros juegos. Max Payne se mueve con mucho realismo, pero es cuando los enemigos reaccionan a nuestras balas cuando se ve el efecto de Euphoria. Éstos se moverán acorde dependiendo de donde reciban los impactos, hasta el punto de desestabilizarse y caerse cuando no reciben una bala mortal, todo con gran realismo.

Sonido y Banda Sonora

Una pena que esta vez no tengamos doblaje al español como en los anteriores juegos. Sin embargo el trabajo realizado por James McCaffrey, la voz en inglés de Max Payne en toda la saga, es realmente evocador y capta perfectamente la esencia del personaje. La banda sonora, creada por el grupo de música Health, consigue darle el aire melancólico necesario al trasfondo de la historia además de acompañar perfectamente la acción. Mención especial al tiroteo en el aeropuerto mientras nos acompaña la canción Tears de fondo.

Historia

Uno de los puntos destacables de la saga ha sido su historia. Y en este aspecto Rockstar ha sido totalmente fiel al personaje creado por Remedy. Max Payne sigue siendo el mismo desdichado ser de los anteriores juegos, con sus cínicos monólogos sobre sus adicciones y el mundo que le rodea lleno de corrupción. Todo salpicado por tramas políticas, traiciones y secuestros. Así que los fans de la saga pueden estar tranquilos: Max Payne sigue siendo Max Payne.

Jugabilidad

En esencia Rockstar Studios decidió mantener las bases en que se sustentaban los dos anteriores juegos. De esta forma el famoso tiempo bala de la saga vuelve a hacer acto de presencia. Pulsando un botón, el tiempo a nuestro alrededor se relantizará pudiendo despachar a nuestros enemigos con más facilidad. No sólo eso, sino que podremos hacer algunos movimientos espectaculares en este modo, como saltos hacia adelante.

Sin embargo los desarrolladores no han querido dejar de lado todos los años de evolución del género y han intentado modernizar un poco la fórmula de la saga. El ejemplo más evidente es la inclusión de la posibilidad de cubrirse en paredes y otros objetos. Ésto añade a los combates nuevas posibilidades al que era, en cierto modo, un juego algo limitado en variedad. Pero sin duda alguna el aspecto que mejor le ha sentado a la saga ha sido Euphoria. Ya hemos hablado antes de este motor de animaciones, pero su impacto en la jugabilidad es notable. Aunque en esencia no es más que un añadido visual, consigue que la acción sea mucho más visceral y satisfactoria haciendo que el juego sea más divertido. Los tiroteos en Max Payne 3 son dignos de ver.

Max Payne 3

Aunque por desgracia hay ciertos puntos que empañan el resultado final. Las secuencias de vídeo hacen su aparición demasiado frecuentemente, rompiendo el ritmo de la acción. Bien es verdad que las transiciones entre escena y juego son rápidas, sin embargo uno se pregunta si hace falta una escena en la que se muestre a un personaje abriendo una puerta. Por otro lado hay partes del juego que son mucho más difíciles que el resto y no son especialmente divertidas, y en general pecan un poco comparándolas con el exquisito diseño y acción de los anteriores juegos.

Respecto a la duración del juego, el modo un jugador nos mantendrá pegados a la pantalla durante unas 10 horas. Sin embargo disponemos de varios modos de juego, incluido un multijugador que resulta bastante divertido, con hasta 16 jugadores por partida. No es Battlefield 3, pero la jugabilidad de Max Payne 3 ha sido bien trasladada al multijugador.

Conclusiones

88

Continuar el trabajo de Remedy no era tarea fácil para Rockstar, pero el resultado habla por sí solo. Estamos ante un gran juego que mantiene el espíritu de la saga mientras le añade ese toque tan cinematográfico y característico de la compañía. Max Payne 3 no sólo hace honor a sus predecesores sino que moderniza la jugabilidad de estos y pone la primera piedra para que sigamos viendo más Max Payne. Porque aunque el juego tiene ciertos altibajos, no cabe duda que una secuela podría resolverlos y volver a poner en lo alto del género a Max Payne.

COMPARTIR TWITTEAR

Ningún comentario

¿Algo que decir? ¡Deja tu huella!

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs