El oscuro mundo del contenido descargable DLC

COMPARTIR TWITTEAR

Los DLC son tan amados por unos como odiados por otros muchos. En este artículo te contamos que son, los distintos tipos, analizamos la situación de los jugadores frente a estos contenidos y por últimos os mostraremos nuestra visión de hacia dónde se dirigen el futuro de los DLC según las desarrolladoras.

El concepto de DLC es tan polémico en la generación actual de consolas que es necesario aclarar varios términos para no caer en la negación sistemática que nos impida disfrutar de nuevo contenido para nuestros juegos favoritos. A continuación definiremos que es el DLC, que criterios se deben seguir para comprar no o un contenido descargable y la estrategia hacia la que tienden las empresas del sector frente a estos contenidos.

Que son y desde cuando están entre nosotros

El término Contenido de Descarga o DLC (Downloadable Content) es utilizado para referirse al contenido adicional de descarga digital que es puesto a disposición de los usuarios por parte de los desarrolladores una vez el juego ya se encuentra a la venta, es decir, publicado por separado al juego y que por norma general es de pago.

El origen del DLC se remonta un par de generaciones atrás pero donde comenzó de verdad a tener cierto peso en la industria fue con la primero máquina de videojuegos de Microsoft, la XBOX original que recientemente cumplió 10 años.

Pero es en esta generación de consolas HD donde este concepto se ha convertido en un estándar para todas las compañías. Prácticamente la totalidad de los juegos que salen al mercado en la actualidad tienen o van a tener Contenido Descargable disponible y lo que es más inquietante, este contenido se conoce incluso antes de que el juego salga a la venta.

Antes de que pueda parecer lo contrario voy a hacer una puntualización. El DLC en sí no es un concepto negativo, ni mucho menos. Tenemos ejemplos de Contenidos Descargables más que notables y que contribuyen de manera positiva para alargar la vida de tu juego favorito.

Tipos de DLC y precio

Como se puede deducir no todos los DLC son iguales. Existen distintos tipos de contenido que bien pueden ser mapas para el modo multijugador, capítulos extras, nuevos modos de juego, vehículos y circuitos o simplemente un traje nuevo para tu luchador favorito.

Pero el gran talón de Aquiles de este tipo de contenido es su relación calidad/precio. En la mayoría de casos estos artículos se encuentras en los bazares de las distintas consolas de sobremesa por un importe bastante elevado para lo que ofrecen.

Otro de los principales motivos de rechazo por parte de los usuarios es que nos queda la sensación de que nos están vendiendo el juego por capítulos y que los DLC han sido extraídos del juego original para vendérnoslo aparte con su consiguiente beneficio extra.

Así sí, Así no

Tenemos ejemplos de DLC por los que SI merece la pena pagar su precio pero por lástima, son los casos menos extendidos. Ejemplos de estos casos son los 2 descargables de GTA. Los chicos de Rockstar nos regalaron, a todos los fan del Sandbox por excelencia, un par de episodios descargables de larga duración y diversión. The Lost And Damed y The Ballad of Gay Tony son un ejemplo de un trabajo bien hecho que amplía la vida extra de un título añadiendo incluso nuevos conceptos jugables, como es el caso de la inclusión del paracaídas en The Ballad of Gay Tony.

Aunque, como todo en la vida, la valoración de un DLC es algo muy relativo. Por ejemplo, para mi gastar mis Microsoft Points por un capítulo extra de Alan Wake me parece una inversión gratificante, pero que entiendo que haya gente que lo considere un derroche.

Lo que sí es cierto es que existen casos sangrantes de abusos sufridos por parte de las compañías, que por muy fan que seas de una saga en concreto no debemos permitir. Casos como las memorias arrancadas de Assassin’s Creed 2 o los famosos trajes de Street Fighter IV son claros ejemplo de ello.

Futuro y nuevas tendencias

¿Hacia donde se dirigen las compañías con los contenidos descargables? El concepto DLC ya es imparable, las compañías han encontrado un nuevo filón para sacar los cuartos a los jugadores y no lo van a dejar escapar así como así. Las multimillonarias ventas de los pack de mapas de la saga Call of Duty son un claro ejemplo que les da la razón.

Últimamente se está extendiendo otro tipo de DLC, los llamados Pases de Temporada. El pase de temporada consiste en un único pago por un grupo de contenidos que la compañía irá poniendo a disposición del usuario, y que tiene un precio algo inferior a la suma de los importes del total de los DLC.

El futuro de estos contenidos es incierto pero parece claro que las compañías van a tratar de exprimir la gallina hasta que no le quede nada. El anuncio de los DLC mensuales realizado por Activision para su Modern Warfare 3 no es más que otro modo de hacer pagar una cuota mensual al jugador.

Mención aparte merece el pase online, otro tipo de DLC que nos permite jugar online de forma gratuita siempre y cuando el juego no sea de segunda mano y el código este usado. En ese caso tendremos que pasar por caja para comprar otro pase que nos permita acceder a las opciones online del título. Pero como este DLC está destinado a la luchas contra la segunda mano lo dejaremos para otro artículo.

Conclusiones

Estamos indefensos y al antojo de las geniales ideas que tienen las compañías para sacarnos el dinero. La venta de juegos por capítulos o un precio mayor al que cuestan ahora es el siguiente paso.

¿Pero de verdad no podemos hacer nada ante esto? Yo estoy convencido de que sí. Las ventas son la mayor arma de la que disponemos los usuarios para luchar contra estos abusos. No digo que no se compren DLC, me refiero a que hay que informarse utilizando todos los medios de los que disponemos, este blog es una buena opción, para ver qué es lo que la compañía nos ofrece y si realmente vale la pena.

Tirarse de cabeza a comprar un Contenido Descargable simplemente porque es nuestro juego favorito es uno de los motivos que empujan a las compañías a seguir sacando DLC.

En resumen, DLC sí pero de calidad. El resto deberían pudrirse en los bazares online y que dejaran de ser rentables para que se extinguiesen. Pero claro, siempre existirá el incondicional que se compre los trajes del Street Fighter IV o el último pack de mapas del Black Ops ¿o me equivoco?.

COMPARTIR TWITTEAR

Ningún comentario

¿Algo que decir? ¡Deja tu huella!

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs