Distintos caminos mismo objetivo: disfrutar de los videojuegos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Los videojuegos tienen un radio de diversidad muy amplio, aunque esto no siempre ha sido así. Hasta hace relativamente poco las grandes compañías tan sólo se habían ceñido a un estilo clásico de disfrutarlos, adaptados para los jugones de toda la vida. Nintendo con Wii y DS dio un paso de gigante en ampliar el público objetivo de los juegos interactivos, pero nosotros, los que llevamos tiempos disfrutando de este entretenimiento, hemos vivido momentos donde compartir nuestra afición era algo más complicado. ¿Os suena la situación?.

Anuncio de Zelda para 3DS

Seguro que para todos nosotros es muy común la típica situación en la que, una vez decidimos no dedicar todo el tiempo del mundo a los videojuegos y salimos un poco a la calle a relacionarnos con otras personas, encontramos una pareja con la que compartir nuestra vida. Es posible, aunque poco probable, que compartáis tu hobby favorito de la misma forma. En este caso no hay problema pero si has respondido negativamente a la pregunta sabrás de lo que te estoy hablando.

Ser pareja de un jugón no tiene que ser fácil, lo entiendo, es una afición que resta mucho tiempo y que a su vez es bastante cara, aunque facilita muchísimo la elección de regalos para todos tus festejos. Compartirla con tu pareja es el primer intento que todos hacemos para no tener que renunciar a ninguna de las dos cosas cuando el tiempo escasea.

Los videjuegos no entienden de sexoSeguro que muchos de vosotros habréis pasado por el trámite de poner un mando de PS2 en manos de vuestra pareja para tratar de enseñarla a jugar al PES y que ella, tratando de complacerte y mostrando un interés hasta creíble, acepte el reto con más pena que gloria. Si esta situación os es familiar habréis descubierto ya que esto no funciona. Tratar de adoctrinar a una persona a un tipo de juego que no le atrae es muy decepcionante, no te diviertes ni tu ni ella y tan solo se pierde el tiempo.

Es posible que después de este intento fallido descubras que a tu pareja no es que no le gusten los videojuegos, si no que no le gustan el tipo de juegos a los que juegas tu. Cuando la sorprendes por primera vez con el juego de los diamantes, solitario o FarmVille y la cantidad de horas que pasas delante del móvil, portátil o PC comprendes de una forma clara como se sintió ella a ver las horas que pasabas pegando patadas a un balón virtual sin entender donde estaba la diversión de aquello.

Yo no puedo entender que te puede hacer pasar horas juntado filas de diamantes, más allá de una partida rápida mientras estas sentando en el trono, para mí es algo más que aburrido pero aquí es donde radica una de las virtudes de los videojuegos en la actualidad. Estos se han diversificado para llegar a todo tipo de público. Ya no todos los títulos son mata-marcianos, juegos de disparos o deportivos, ahora existen juegos que son capaces de atraer a todo tipo de personas.

Todo un clásicoTodo esto se resume en que ya no es necesario llegar a los videojuegos desde un mismo lugar. Antes todos nos habíamos curtido jugando al Space Invaders, Pacman o Super Mario. Ahora los jugadores vienen de todos los lugares y son de todas las edades. Tu pareja puede haberse aficionado a ellos desde que descubrió en su teléfono móvil el adictivo Snake que Nokia incluyó en sus terminales durante mucho tiempo, tu madre puede que nunca haya cogido un mando pero ahora no hay quien la despegue del Art Academy de DS y tu vecino, que no quería jugar contigo al PES, pasa las hora recolectando verduras desde la aplicación de Facebook de su ordenador.

Esta diversidad ha provocado cambios en el modelo de negocio para adaptarse a la variedad del mercado. Juegos gratuitos o a precios de risa, integrados en redes sociales, micro-pagos, por cuotas…etc son nuevos modelos que tratan de acomodarse a todo tipo de jugadores para llegar al máximo público posible, y estos no pararán de crecer.

Distintos caminos que nos llevan a una misma situación, disfrutar de los videojuegos. Cada uno a su manera y forma pero compartiendo una misma afición, una afición que ya no es exclusiva de gordos encerrados en su habitación comiendo patatas delante de la pantalla si no que puede adoptar la figura de cualquier persona.

Archivado en Edades, Red Social, Videojuegos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion