Cómo sobrevivir a una guerra en Europa Universalis IV (II)

COMPARTIR TWITTEAR

En la primera entrega para aprender a sobrevivir en las guerras de Europa Universalis IV, os contamos algunos aspectos a tener en cuenta sobre la diplomacia, ahora nos centraremos en las partes económicas y sociales. Economía y sociedad siempre han estado estrechamente ligadas, y el título de Paradox recoge a la perfección la relación entre ambas, siendo de total importancia en tiempos de guerra.

EU-4-economía

Lo primero que haremos antes de declarar una guerra, o nada más que nos la declaren, será comprobar –en el panel de “Economía”, como vemos arriba– los gastos en ejército y flota, y subirlos al máximo, también, para equilibrar el balance, podríamos bajar los gastos en colonias y misioneros –si es que tenemos–, pero nunca demasiado. Al empezar tendremos estas barras al máximo, pero en tiempos de paz es aconsejable bajar la de ejército al mínimo y la de flota a la mitad, ya que es conveniente mandar a patrullar el comercio a nuestros barques y no queremos que se hundan. Además tendremos que enviar a los barques a un puerto, ya que no serían rival contra galeras o carracas enemigas.

Pero debemos tener cuidado manejando el gasto. Ahorrar en mantenimiento bajará la moral de las tropas, así que tendremos que esperar al menos uno o dos meses con los gastos al máximo para que nuestras tropas se recuperen antes de atacar nada, o sufrirán mucho en batalla. De modo que en cuanto planeemos una guerra, o creamos que alguien nos la va a declarar –esto se intuye cuando vemos que a un estado le caemos especialmente mal–, es aconsejable aumentar el mantenimiento.

Un elevado mantenimiento del ejército será por tanto, esencial, pero caro. Si tenemos muchas tropas y barcos, podremos acabar con balance negativo mensual. Si tenemos tanto que acabamos con el tesoro en número rojos, sería conveniente evitarlo pulsando la opción de “Impuestos de guerra” –como aparece en la imagen anterior–, reduciendo un 20% los costes en mantenimiento a cambio de poder militar, o pedir préstamos que dispararán la inflación.

EU-4-Estabilidad El panel de “Estabilidad y expansión” debe ser nuestro libro de cabecera en tiempos de guerra. Aquí tendremos mucha información de vital importancia para nuestro estado. Lo principal es el cansancio de guerra y la estabilidad. Si una guerra se prolonga demasiado o no contamos con victorias en el frente, nuestros ciudadanos se cansarán y tendremos penalizaciones en forma de rebeliones y menos impuestos. En este panel tendremos una lista de posibles rebeliones, su lugar, y la fuerza que tienen. De vez en cuando tendremos que gastar poder militar y administrativo para reducir el cansancio de guerra, aumentar la estabilidad y frenar rebeliones.

Un opción muy interesante para mantenernos al tanto de la fuerza de las molestas rebeliones, es la de activar la vista especial del mapa –como podemos apreciar abajo–. Conforme más verde esté una provincia, menos riesgo hay de que aparezcan tropas rebeldes, y conforme más tienda al rojo, más riesgo existe –en nuestro ejemplo, vemos a Vizcaya con un verde más pálido–. Otra forma de evitarlas es la de enviar tropas, su presencia suele amortiguar el ímpetu rebelde.

rebeliones

Pero lo mejor que podremos hacer será ganar en el frente, e intentar que las guerras no se prolonguen demasiado, daríamos pocos motivos a la población para sentirse preocupada, y por tanto, la economía irá bien. Además, el aumento de estabilidad es uno de los mejores remedios a todos los males que podamos sufrir, pero no es infalible, debemos procurar que todo esté lo más equilibrado posible.

Si lo vigilamos todo bien, tendremos pocos problemas internos mientras que la guerra no nos devore soldados. Para esto último necesitamos un buen ejército, algo que os explicaremos en la siguiente entrega.

Y ya sabéis, si tenéis más consejos y preguntas, no olvidéis compartirlos con nosotros.

COMPARTIR TWITTEAR

¿Algo que decir? ¡Deja tu huella!

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs