Los juegos indies de la semana IV: Hotline Miami, Sanctum 2…

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Nuestra cuarta semana en esta sección creada para acercaros lo más granado del mundo del desarrollo independiente de videojuegos. Hoy nos ponemos un poco ariscos para hablaros sobre uno de los juegos más violentos del catálogo indie, pero no por ello es peor juego. Junto con la violencia de Hotline Miami, también tenemos sitio para la estrategia unida a los tiros más frenéticos y para dos plataformas muy distintos entre sí, Offspring Fling y Street Fighter X Mega Man.

portada Los indies de la semana IV

¿Se os habían acabado vuestros juegos independientes favoritos y ya no teníais por dónde sacarles más chicha?, tranquilos, ya hemos vuelto para traeros otra pequeña selección de indies que no debéis dejar de probar, así que sin perder más tiempo enrollándonos, vamos a ver los de esta semana.

Uno de los grandes: Hotline Miami

Van a permitirme que suelte alguna palabra malsonante durante el transcurso de este comentario y les explicaré por qué, mis buenos amigos, hablar con palabras correctas sobre una incorrección digital, es poco menos que inviable, dado que … bueno enseguida lo entenderéis.

Hotline Miami es al videojuego lo que una película de Haneke al cine. A través de la violencia sin maquillaje nos trae una crítica a la psique del ser humano y su podredumbre interna. Sin desvelar nada de la historia, nos encontraremos con un protagonista principal que sin comerlo ni beberlo se ve envuelto en un descenso a los infiernos de la locura personal, del desquicie absoluto, hasta transformar toda esa enajenación en violencia sin control.

Su mecánica es simple, entrar en una planta de un edificio y acabar con todo bicho viviente, sin más preguntas, todo lo que se mueva y continuar a la siguiente para repetir el proceso hasta que nos digan que hemos terminado. Lo particular aquí, además de su vista cenital y todo el gore dispuesto, es que con un sólo impacto, sea cual sea, deberemos volver a comenzar la planta desde cero. A esto debemos sumarle una dificultad tirando a elevada por lo general, consiguiendo que lo habitual sea fenecer cada poco, reintentando nuevamente la fase con más ira acumulada tras cada repetición fallida. Al final nosotros seremos los violentos y nuestro protagonista nuestro arma de destrucción que usaremos sin piedad contra los desgraciados enemigos que se pongan en nuestro camino.

Chicas de malos hábitos, drogas, mafiosos, muchas caretas de animales –que nos otorgarán distintas mejoras– música machacona pero que nos hará menear la cabeza al ritmo de cada destrucción de sesos que llevemos a cabo, patadas en la boca, cirugía a golpe de katana, momentos psicotropicos y sobre todo violencia. Hotline Miami es una oda a la violencia como acto de desfogue emocional ante toda la preocupación de nuestras vidas, un escape a todo el mal que guardamos dentro, a sentirnos animales asustados defendiéndose del peligro. Puro arte emocional.

La novedad: Sanctum 2

El primer Sanctum era un juego que juntaba dos géneros que a priori parecen no casar muy bien, estrategia tower defense y acción en primera persona. Lograba hacer que la parte de tiros se viera mejorada por el aspecto sesudo de la preparación del terreno para defender el ataque enemigo, o visto de otro modo, la parte estratégica se veía acelerada por las frenéticas batallas de campo desde los ojos de la protagonista.

En esta segunda parte se mejoran todos los aspectos de ese primer experimento. Las mejoras empiezan en algo básico, la tecnología, mejorando notablemente todos sus apartados, sobre todo el visual. Para no quedarse en una mera actualización de la primera parte, aquí se añaden elementos muy interesantes. El más importante de ellos viene propiciado por el añadido de 3 personajes más que permitirán que nos curtamos en el campo de batalla junto a el mismo número de amigos. Preparar todo el combate y luego pegarnos con los bichos junto a nuestros amigos, dispara la diversión de un título extraño pero altamente recomendable para los fans de la acción más meditabundos.

Recomendaciones: Offspring Fling!

Nos encontramos ante uno de esos juegos simpaticones cargados de pixels de aire retro que tanto les gustan a los desarrolladores independientes. A primera vista un plataformas con un corte clásico y sencillo, de esos que en vez de tener scroll se basaban en niveles fijos con algún que otro puzle o objetivo por cumplir, al estilo Mighty Bomb Jack de los arcades. En este caso es más de lo primero, puzles, dado que enemigos nos vamos a encontrar muy pocos y los que aparezcan en realidad será para formar parte de ese rompecabezas que debemos resolver.

Controlando a un simpatiquísimo personajillo amarillo con pintas de Pikachu, nuestro objetivo será llegar a la puerta del nivel, sencillo, al principio lo es. A medida que avancemos, el juego comenzará a exigirnos que crucemos esa puerta acompañados de otros personajillos idénticos al protagonista pero en formato mini, pudiendo lanzarlos siempre en dirección horizontal pero que afectaran, cuantos más carguemos, a nuestro salto. Junto a ese requisito comenzarán a aparecer interruptores que activan o desactivan ciertos bloques, algunos enemigos y demás obstáculos para que nos rompamos la sesera mientras nos lo pasamos pipa con los simpáticos seres.

El indie gratuito: Street Fighter X Mega Man

El año pasado se celebraba el 25 aniversario de la famosa saga Street Fighter, como niña mimada de Capcom, recibió toda la atención que era requerida para tal evento, con ediciones coleccionista, puntuales anuncios en los medios más importantes, etc. Pero existía otra saga de éxito de la misma compañía que también cumplía un cuarto de siglo; Mega Man, nuestro querido androide azulado quedó para Capcom relegado a un segundo plano al igual que le ocurría a la saga Metroid –Nintendo, mal, muy mal– ante la imponente Zelda.

Para poner remedio a este mal, un joven se puso manos a la obra creando una versión del clásico de NES en donde se sustituían a los temidos robots del doctor Willy por los populares personajes de Street Fighter. Su leit motiv, precisamente que nuestro metalizado amigo no está de acuerdo con que los luchadores acaparen toda la atención en su aniversario. Capcom se fijó en esta creación cuando apenas estaba arrancando y en un acto plausible, en vez de cerrar el chiringuito del joven, como hubieran hecho Sega o Nintendo, se dispuso a ayudar con el proyecto, para así al menos felicitar a su personaje.

Así fue que el juego estuvo listo para la fecha, de la mejor forma posible, como descarga gratuita para todos los usuarios de Windows. Si queréis haceros con su nueva versión actualizada con nuevos enemigos y con muchos errores corregidos, sólo tenéis que acudir raudos a la página web de Capcom Unity y empezar a echar espuma por la boca perdiendo vidas como si fueran pipas en una tarde de lluvia, película y manta.

Archivado en Hotline Miami, Los indies de la semana, Sanctum 2, Street Fighter X Mega Man
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion