Post E3: La edición con más afluencia de público y menos juegos interesantes, en años

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Tras los intensos días de la feria E3 de Los Ángeles, sólo queda calmar nuestros sobrecargados cerebros, respirar profundamente e intentar hacer un balance desde la distancia. De esta forma podremos analizar realmente que han aportado este año las compañías a un evento de tal calibre, que parece en un principio, haber recuperado el lustre de sus buenos tiempos. Aquí tenéis mi opinión sincera de lo que ha dado de sí todo esto, un E3 que merecía más de lo que ha recibido.

portada e3 2013

¡Ay! E3 querido, ¿qué están haciendo contigo?, la cosa se desmadra. Este año que todo apuntaba maneras para ser uno de los más potentes desde aquella épica edición en la que Microsoft le robaba el pescado a Sony presentando un entonces prometedor Kinect, al final todo se ha quedado en agua de borrajas y la sensación que me queda en el cuerpo es la de un E3 hinchado con anabolizantes.

Me explico queridos. Este año las tornas han cambiado y Sony es quien pilla por el mango la sartén, no ha sido por un vapuleo en innovación, ni por presentar unos juegazos de impresión, ni tan siquiera por ofrecernos un gran sorpresón o una excelente conferencia, de hecho prácticamente todo lo mencionado, forma parte del show de Microsoft, del mismo modo que pasó aquel año mencionado. El problema está en que los de Redmond se suicidaron previamente al E3 al presentar su consola al mundo y hablar de todas sus restricciones. Este año no ha habido un ganador claro al que aplaudir, sino más bien un perdedor estrepitoso que no ha sabido mantener la boca cerrada.

Si hablamos estrictamente de las conferencias, la de Microsoft ha sido un ejercicio perfecto de cómo presentar un show entretenido, directo y en el que se vea lo que nosotros queremos ver, juegos, muchos juegos y a poder ser, pertenecientes a franquicias nuevas. Dicho y hecho así hicieron, en su conferencia no hubo sitio para más protagonistas que una increíble sucesión de buenos títulos, muchos exclusivos y otros tantos multi-plataforma. Todo lo que no interesaba en este E3 lo habían quemado en la presentación de hacía unas semanas.

Microsoft Don Mattrick

De esta manera, la presentación de Sony se hizo mucho más pesada, con muchos más datos, características que no comentaron en su momento y pocas sorpresas, puesto que eso fue la baza que jugaron en la presentación de PS4 de febrero. Si con todo esto me quiero referir al trato dado por las compañías a una feria que me gusta tanto como el E3, el ganador indiscutible en trato es Microsoft, seguida de Ubi, de la que hablaré un poco más adelante. Sony perdió el rumbo de lo que un evento así merece, y en vez de traernos bombazos que nos dejasen ojipláticos como un esperadísimo The Last Guardian, prefirieron aprovecharse de un enemigo moribundo y cuáles aves carroñeras hacer uso del populismo, metiendo el dedo en la llaga de las restricciones con la segunda mano y demás meteduras de pata de Microsoft.

Tened en cuenta que no hablo de mi opinión sobre cual consola es mejor o deja de serlo, en ese sentido me pronunciaré cuando sea oportuno, es decir, cuando ambas estén a la venta y podamos juzgar realmente como se cuece la cosa. Como consumidor, si queréis un adelanto, está más que claro que PS4 es más atractiva, pese a no contar con tantas exclusividades. Así que hablando exclusivamente de lo que ha sido el E3 como evento, mi opinión es que ahí sí, Microsoft ha sido mucho más digna.

Sony anuncia no DRM

Luego tenemos el caso de Nintendo, que pese a no hacer un evento en directo, lo cual siguiendo con mi visión de defensa de la feria de Los Ángeles, está muy mal por su parte, llegaron con novedades bastante interesantes para oxigenar su Wii U, bastante maltrecha con todos los anuncios de los nuevos sistemas. Su catálogo de títulos presentado no está nada mal en un principio, pero aunque su calidad es indiscutible, empieza a cansar el reciclado de franquicias que vienen realizando los últimos años.

Mario Kart 8 es una puesta al día de su séptima entrega en 3DS, aportando pocos cambios y no suponiendo un verdadero golpe de aire fresco como lo visto en otras ocasiones. Un Zelda que ya habíamos jugado y por tanto, pese a llevar un montón de maquillaje encima, sigue siendo el mismo. El Super Smash Bros, no puedo juzgar por lo visto hasta ahora, pero me atrevería a decir que pinta más original en 3DS por su aspecto estilo cel shading que el de su hermana de sobremesa. Y Mario señores… vamos a ver, Nintendo, aunque no hagáis una conferencia en directo en el E3, ¿no creen ustedes que un evento de ese calibre y una consola como la suya se merecía algo más que otra revisión de un juego de portátil? Igual que el caso de Mario Kart, la sensación es de, bien pero ¡meh!

The Legend of Zelda The Wind Waker Nintendo Wii U

EA, ha seguido en su línea de otros años, con mucha pomposidad en el escenario, sacando deportistas famosetes en USA y esas cosas. Nos mostraron un nuevo motor gráfico destinado a sus juegos deportivos, pero no ha habido chicha a la hora de poder ver cómo todo eso se mueve realmente en una partida real y no en un vídeo promocional, por mucho que nos juren que todo lo que vemos corra sobre el propio motor de juego. Con Battlefield 4 sí que lo petaron un poco más en su demostración multijugador con 64 personas dándose cera y terminando con un estruendoso desplome de un edificio que fue la comidilla durante estos días posteriores.

Ubisoft hizo los deberes, apuntando la forma en la que el pasado año nos dejaron nalguitorcidos y a ratos, picuetos, viendo moverse Watch Dogs. Tras una conferencia no demasiado remarcable, volvieron a repetir la jugada de la misma forma. Introdujeron un vídeo de presentación de una nueva franquicia, un poco de bla, bla, bla y ¡zas! vídeo de una partida a tiempo real de un juegaco de los que quitan el hipo y hacen que merezca la pena estar atentos a estas conferencias. El juego, The División, una nueva historia abanderada por Tom Clancy’s donde se podía ver moverse el motor de Watch Dogs pero más vitaminado si cabe, para meternos de lleno en un juego de rol y tiros, en línea y en un mundo abierto, que no puede tener mejor pinta, así sí Ubisoft, así, sí.

ingame de the division

El resto, pues poca cosa, como decía al principio es un E3 que si bien ha podido resultar estruendoso por la presentación de las 2 nuevas grandes consolas de la venidera generación y que ha contado con la mayor afluencia de público de todas sus ediciones, se ha quedado un poco venido a menos en cuanto a juegazos. Digo esto teniendo en cuenta que precisamente en éste resumen yo también he hablado poco de juegos, pero eso ha de servir como demostración de lo que comento ¡menudo círculo vicioso!. E3, no dejes que te hagan esto, espero que el año que viene con la nueva generación más asentada podamos disfrutar de auténticos bombazos que tanto los usuarios como una feria de este calibre se merecen y poder llenar el resumen de idas de pinza generadas por el exceso de hype que no encuentro en estos momentos en mis venas. ¡Ah sí!, ¿el Metal Gear V no se ve muy tocho? Pues eso…

Archivado en E3 2013, Electronic Arts (EA), Microsoft, Nintendo, Sony, Ubisoft
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion