MWC 2014: probamos el Samsung GamePad

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Samsung Gamepad frontal

Estos días Difoosion se encuentra inmersa en la MWC, la feria de telefonía más importante del mundo y de la que podéis encontrar todas las novedades en Andro4all, WinPhone Metro y Xombit.

Desde XombitGames también estamos presentes en el MWC buscando cualquier cosa con olor a videojuegos, una tarea difícil pero no imposible en una industria en la que los usuarios piden a gritos disfrutar de los videojuegos como en PC y consolas.

Hoy hemos estado en el stand de Samsung en el pabellón de apps, stand en el que promocionaban muchos videojuegos y en el que todo el mundo quería tocar el Samsung GamePad. Mi curiosidad se ha visto satisfecha así que os describiré mi experiencia sobre este accesorio para jugones del que ya comentamos en su día las caracteristicas y que podéis encontrar a partir de 60 euros en Amazon.

Empezando con el aspecto físico y los acabados, en el gamepad de Samsung se nota que la empresa coreana no ha querido ser oportunista si no más bien intentar abrir una nueva vía en la convergencia entre smartphone y videojuego. El gamepad, como diría aquel, es de policarbonato del bueno, es muy ligero tanto cuando lo usamos solo como cuando enganchamos un smartphone, muy lejos de la sensación de coger un saco de cemento que nos deja la Nvidia Shield. El enganche que utilizamos para sostener el smartphone de turno se adapta perfectamente y es muy sencillo de sacarlo y guardarlo y en general se adapta muy bien a nuestras manos.

Samsung Gamepad conectado a Galaxy Note

Hablar de los botones es otro cantar. Sinceramente, para el uso que vamos a dar a los juegos de smartphone compatibles con el gamepad, tenemos mas que suficiente con el D-Pad, los dos sticks analógicos, los 4 botones de acción y los dos gatillos que incluye el mando. Eso no quita que la experiencia de uso no haya sido tan buena como me esperaba: los triggers van un poco duros y la falta de progresión en el stick derecho me hace dudar de que estemos ante un stick analógico.

El otro punto flaco es el botón play que encontramos en el centro del gamepad y que solo le podremos dar uso si tenemos un dispositivo Samsung con 4.3 o superior para acceder a su propio game center.

En definitiva, si queréis un gamepad que se conecte a vuestro móvil de forma sencilla y no necesitéis unas prestaciones que suban el precio de forma desorbitada, el Samsung Gamepad me parece una buena opción ante la falta de alternativas entre los fabricantes de la competencia y porque realmente Samsung ha realizado un buen trabajo. En contra, la escasez de juegos compatibles con gamepads y que el funcionamiento de los sticks no llegue a ser plenamente satisfactorio, así que mi recomendación es que intentéis probarlo en alguna tienda cercana que lo tengan disponible.

Archivado en Gamepad, MWC 2014, Primeras impresiones, Samsung
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion