Descubre nuestras primeras impresiones de Dark Souls 3 tras jugarlo en Madrid Games Week

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Dark Souls 3

Dark Souls hasta hace dos días no era más que un juego de nicho, estaba pensado para la gente que quería despegarse un poco de la corriente actual en el mercado, plagado de juegos increíblemente sencillos que tratan al jugador como si tuviese tres años de edad. Jamás me hubiese creído que esta saga conseguiría la fama mundial que acabado obteniendo con miles y miles de jugadores esperando una entrega más de la saga. Personalmente soy de esos que piensan que la saga debió empezar y terminar en Dark Souls 1, el cual era perfecto y para nada necesitaba una secuela, pero como no, el dinero manda en este mundillo.

Han pasado los años y estamos casi sin darnos cuenta ante Dark Souls 3, teniendo de por medio un Dark souls 2 y Bloodborne, lo que significa que hemos tenido prácticamente un juego al año de la saga Souls o parecido. Ahora hemos podido probarlo en Madrid Games Week y es el momento de ver si estará a la altura de su grandísimo predecesor, así que vamos a ello.

Más de lo mismo, una y otra vez

Si hay algo que odio en la vida es que las cosas se alarguen innecesariamente, ya sea con libros, películas, videojuegos o cualquier saga dentro de esos tres artes. Lo vivimos año tras año con Call Of Duty o Assassin Creed, y es algo que no hace más que degradar la calidad de la saga, si es que alguna vez la tuvo en muchos casos, hasta prácticamente reducirla a cero. Ahora llega la tercera entrega de Dark Souls, con lo que podemos decir a groso modo que ya llevamos cinco juegos de la “saga”, que por orden son Demons Souls, Dark Souls, Dark Souls 2, Bloodborne y Dark Souls 3. Bien es cierto que Bloodborne si supo dar un cambio de tuerca a lo que ya habíamos visto y se separó algo de la saga original, pero aun así para mí no fue suficiente.

Tras jugar algo así como media hora, una cantidad de tiempo increíblemente pequeña teniendo el tipo de juego que es, puedo afirmar que no sé si estaba jugando a Dark Souls 1 o a algo nuevo. Sí, se ve mejor, sí, tiene “nueva interfaz” y algunos cambios como por ejemplo las magias o la duración de las armas, pero nada de esto consigue que se sienta fresco, diferenciador… Si hubiese salido un nuevo DLC para Dark Souls 1 y fuese lo que yo pude probar, me lo habría creído sin duda alguna. Repito que pude jugar una cantidad de tiempo minúscula teniendo en cuenta que es un Souls, ya que para ver las diferencias reales necesitaría varias horas y jugar mucho más despacio y tranquilo, pero una cosa no quita la otra.

Sin duda Dark Souls 1 fue un juego increíble y se convirtió automáticamente en uno de mis favoritos, pero estoy cansado de ver precuela tras precuela de todas las sagas mostrándome lo mismo una y otra vez con un par de matices cambiados. Espero poder equivocarme con este juego, pero la sensación de juego que tuve en Dark Souls 3, que es lo más importante en la saga Souls, era exactamente la misma que experimenté en el original. Como ya he dicho, se ve mejor, tiene más variedad de armas, nuevas magias, nueva interfaz… pero nada que me haga pensar que es una precuela que cambia cosas.

Supongo que el tiempo me acabará dando la razón o quitándomela, y aunque de corazón espero que sea la última, dudo muchísimo que eso acabe sucediendo. Así que nada, como siempre solo nos queda una cosa por hacer, y esa es… esperar.

Archivado en Dark Souls, Primeras impresiones
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion