Reigns: El juego en el que ser rey es una maldición

COMPARTIR 0 TWITTEAR

reigns

Se podría decir que el videojuego está viviendo una etapa en la que se exploran los límites y capacidades del medio para narrar, transmitir un mensaje o simplemente innovar con nuevas ideas sin dejar de ofrecer las mecánicas que al fin y al cabo forman al juego convencional como lo son las situaciones a resolver a través del gameplay. La escena indie se aprovecha de esto en gran manera puesto que al trabajar con proyectos de de presupuesto humilde (obviamente comparando con la industria del triple a) pueden arriesgarse y experimentar creando así a veces propuestas tan interesantes cómo Reigns el juego del que os hablamos a continuación.

La corona de la muerte

Reigns es un título disponible para iOS, Android y PC distribuido por los ya conocidos chicos de Devolver Digital (Hotline Miami, Mother Russia bleeds, Enter the Gungeon entre otros) y creado por el debutante equipo Nerial. Se trata de una suerte de gestor económico político con toques de humor negro y critica social. No os asustéis, no es un complicado simulador de geopolítica ni nada por el estilo; simplemente debemos asegurarnos de mantener el reino a salvo y nuestra cabeza en su sitio administrando bien nuestros recursos y satisfaciendo o no las necesidades de nuestros súbditos.

La trama al igual que el gameplay es realmente simple: Una maldición milenaria ha caido sobre nosotros y ahora debemos encarnar a toda persona que porte la corona en el reino. En principio esto parece de todo menos algo negativo, pero, solo debéis esperar un poco para comprobar que debemos andar con mil ojos, nunca sabes quien puede apuñalarte por la espalda.

El juego se basa en un sistema de cartas que representan a diferentes personajes, solo debemos deslizarlas a izquierda o derecha para contestarles positiva o negativamente, pero, siempre debemos intentar mantener equilibrados los cuatro pilares que sostienen nuestras tierras: La iglesia, el pueblo, el ejército y el oro. Al responder una cuestión subirá o bajará algunos de los puntos antes mencionados, por ejemplo; si el obispo nos pregunta si deseamos construir una iglesia en honor a nuestro padre y le decimos que si subirá el medidor de la iglesia pero bajará el de las arcas. Puede parecer que lo mejor es mantener todo lo más alto posible, pero en el momento en el que uno de estos cuatro pilares esté demasiado alto nos sorprenderá ver como el pueblo se revela, el ejercito se hace con el poder o los mercaderes nos mandan a una celda.

En resumen, un juego adictivo, curioso y casi interminable. Recomendadísimo.

Google Play Reigns (3,29 Euros)

Steam Reigns (2,99 Euros)

Archivado en Indie, movil, Reseña
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion