Los mandos de consola, a mí me daban dos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Los controladores, comúnmente conocidos como mandos, han evolucionado mucho con el paso de los años. Jugar a los videojuegos se ha complicado a medida que se le han ido incorporando más botones y sticks a los controladores. En la actualidad la tendencia parece que ha cambiado y la aparición de la Wii con su Wiimote ha echo recapacitar a las compañías sobre dónde está el equilibrio entre control y accesibilidad. ¿Cual será el destino de estos dispositivos, crecer o desaparecer?.

Jugar a un videojuego en la década de los 80 era tan simple como adaptarse a la cruceta y un par de botones, en el mejor de los casos, con los que controlábamos todas las acciones que nos ofrecía el videojuego en cuestión. La Nes, Master System y el resto de consolas de 8 bits venían acompañadas de unos pequeños controladores que poco o nada tienen que ver con los actuales. Pero la evolución de las tecnologías y la madurez de una industria, que aún andaba en pañales, hizo que las acciones que se requerían para los juegos se vieran muy limitadas por el escaso número de botones.

Cuantas horas de diversión en una sola imagen

Más y más botones

Con la llegada de la generación de los 16 bits tanto Nintendo como Sega, principales fabricantes de hardware en aquellos años, se vieron en la necesidad de incluir más botones en sus dispositivos. La Super Nintendo, la que para muchos es posiblemente una de las mejores consolas de la historia, se acompañaba de un mando de control que incluía la escalofriante cifra de 6 botones de acción.

Este aumento en el número de botones le permitió adaptar de la mejor forma posible clásicos de recreativas de la talla de Street Fighter II, entre muchos otros, y donde su más fiero rival representado en la Megadrive de Sega tuvo que hacer filigranas para amoldar el título a su corto mando de 3 botones.

Como no podía ser de otra forma, con cada nueva generación de consolas la complejidad de los mandos de control crecía exponencialmente. Con la generación de 32 bits se incluyeron los stick analógicos, que aunque no tendrían demasiada fuerza en ese momento, acabarían por convertirse en un standard en la actualidad.

¿Dónde dices que era para tirar a puerta?

Este aumento de complejidad en los videojuegos trajo consigo un efecto secundario negativo en la accesibilidad de los mismos. Los padres que jugaban al Super Mario con sus hijos en la Nes, debido a la facilidad de adaptarse a los controles que no a la facilidad del juego en sí, se vieron abrumados por tan ingente cantidad de botones y acciones quedándose un poco rezagados en el pasado.

Para tí o para mí, jugadores habituales, este aumento en funciones ha sido algo progresivo al que nos hemos adaptado con naturalidad pero para las generaciones que sufrieron la dictadura en España, les ha pillado demasiado tarde.

Nintendo toma el control

Y es en este punto cuando a Nintendo, solo se le podía ocurrir a ella, decidió que ya era hora de convertir los videojuegos en algo accesible a todos los públicos. El éxito de Wii radica en poner al servicio de todo tipo de personas la posibilidad de disfrutar de los videojuegos sin tener que estudiar un Máster para aprender a manejar los controles.

9/07 - 15/07El resto de compañías, viendo el tremendo éxito de ventas de Wii, intentaron copiar a su forma el sistema de control del WiiMote.

Sony se limitó a copiar y perfeccionar lo creado por Nintendo y Microsoft trató de ir un paso más allá con Kinect, aunque ambas compañías llegaron tarde a la fiesta cuando en todas las casas del mundo ya se jugaba al tenis con raquetas de plástico.

¿A dónde se dirigen los controles?

Esta es la pregunta que nos hacemos todos. Nintendo con su Wii U intenta dar un nuevo giro de tuerca a su idea original y, manteniendo la compatibilidad con el Wiimote , ha incluido un nuevo dispositivo para interactuar con la máquina que incluye su propia pantalla táctil, lo que facilitará la accesibilidad.

Por otra parte no sabemos el rumbo que tomarán Microsoft y Sony pero apostaría medio bocadillo de chorizo a que mantendrán los controles clásicos.

Y ahora la pregunta del millón, ¿son más divertidos los videojuegos de ahora con controles más complejos en comparación con los clásicos de 8 bits? La respuesta es rotundamente no. El aumento de botones y sticks no han supuesto una mayor diversión, aunque si que un mayor número de posibilidades.

¿Ha cambiado la tendencia de los controladores para volver a hacerse más accesibles? Tampoco creo que ese sea el camino. Yo soy de la opinión que mezclar churras con merinas no es una buena idea. Microsoft lo está aprendiendo a base de palos. Kinect puede ser muy divertido para jugar a juegos tipo party con amigos, pero no está pensado para adaptarse a los títulos más hardcore.

9/07 - 15/07Veo bien que se aumente el público objetivo de los videojuegos, cuando mayor sea el número de jugadores más en serio se tomarán a esta industria, pero por favor no nos obliguéis a dar saltos delante de la pantalla para jugar a nuestro juego favorito.

Nintendo, que estos aspectos siempre va un paso por delante, ya se ha dado cuenta de esta realidad y para su nueva máquina ha creado un controlador como los de toda la vida, fiel copia y reflejo de su homónimo de Xbox.

Mientras antes se de cuenta Microsoft que Kinect es para lo que es y deje de invertir en tratar de adaptar su forma de jugar a todos sus títulos first party, antes seremos felices todos los jugadores. Sony por su parte, qué decir del pirulo tropical que se sacaron de la manga, tendrá que darle una vuelta de tuerca a su fluorescete artilugio para no pasar a la historia como uno de los dispositivos menos últiles y ridículos de la historia de los videojuegos.

Archivado en Kinect, Mando, Move, Nintendo Wii U
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (13)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion