Los juegos indies de la semana II: Super Meat Boy, Thomas Was Alone…

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Llegó el momento de hacer un hueco a los proyectos con menos presupuesto. Tras tantas noticias de sagas millonarias como Call of Duty y su nuevo capítulo “Ghosts”, GTA V, etc, toca hablar de todos esos títulos que haciendo uso de unos presupuestos muchísimo más modestos, consiguen hacernos disfrutar de igual o mejor forma. Ésta es nuestra forma de demostrar que no todo son grandes producciones y que aquí no sólo amamos los graficazos de última generación, sino que disfrutamos con las buenas historias y la buena jugabilidad que en ocasiones nos transporta a mejores años.

Portada indies de la semana II

Una semana más volvemos con una sección que esperemos os guste y sobre todo os descubra algún que otro título que os llame la atención. Aquí os traemos una selección de cuatro nuevos juegos independientes que no deberíais perderos, desde un clásico, hasta uno de esos títulos que sus creadores nos regalan porque se sienten así de generosos.

Uno de los grandes: Super Meat Boy

Hablar de Super Meat Boy es hablar de dificultad importada desde el mismo infierno, porque si algo hace especial a este clásico de lo indie es que nos recuerda lo blandos que se han vuelto los videojuegos comerciales con el paso de los años. Checkpoints, flechas indicadoras, ayudantes omniscientes… toda una enorme parafernalia creada para que jugar sea pulsar una dirección y disparar, saltar, acelerar, o lo que toque según el género que juguemos. Super Meat Boy trae de vuelta esas plataformas infernales, de tiempos en que no había un punto de guardado cada dos pasos y en las que si perdíamos debíamos volver a intentarlo desde el principio una y otra vez.

Para mofarse bien de nuestra torpeza, este pequeño guasón, nos muestra al final de cada nivel, todas las veces que hemos intentado en vano, llegar a nuestro destino. Nadie, además, puede escaparse de demostrar lo atrofiados que estamos gracias a los videojuegos actuales, pues Super Meat Boy está presente en todos los sistemas operativos –mayoritarios, no me vengáis con que usáis Solaris y os cuesta instalarlo– de PC, en consola únicamente ha salido para Xbox Live Arcade, pero eh, siempre tendréis a mano un ordenador medio apañado para echar un vicio al Meat Boy original que vio la luz en NewGrounds, ya estáis tardando en ver si seguís siendo unos fieras de los plataformas.

La novedad: Thomas Was Alone

La novedad del panorama independiente de la que toca hablar en esta ocasión, posee una particularidad, es de esos primeros juegos indie que empieza a demostrar que la escena comienza a abandonar el seno de Microsoft, debido al parecer a sus agresivas imposiciones, para acurrucarse bajo el manto de mamá Sony en su mucho más permisivo PlayStation Network, quien lo ha visto y quién lo ve.

Hablamos de un juego bastante particular, en su base es un plataformas, en el resto de maneras, es todo originalidad. Cuenta la historia de Thomas, una inteligencia artificial que veremos representada como un pequeño rectángulo rojo dentro de su mundo virtual. Las aventuras de Thomas comienzan de forma suave, incluso insultante en su sencillez a la hora de jugarse, pero a medida que pasamos niveles, un agradable narrador nos va contando sus desventuras en ese mundo virtual donde nuestro simpático rectángulo rojo irá conociendo a otras inteligencias, cada una con su personalidad, su forma y habilidad determinada y sus inquietudes –esto quizás es lo que más motiva a avanzar cada nivel, saber que pasa con esos pequeños cuadrados de colores–.

La portada de la sección de hoy no es más que la representación humana de lo que podría ser cada uno de sus protagonistas. Un juego que usa el minimalismo gráfico para expresar una historia mucho más compleja de lo que, en apariencia, creemos encontrarnos en primera instancia. A los pocos minutos de juego, uno se descubre atrapado en la historia de esos pequeños seres virtuales, con ganas de guiarlos por los cada vez más intrincados escenarios. Para quien sea usuario de PlayStation Plus, no hay excusa, este mes se encuentra entre esos juegos gratuitos que nos obsequia Sony cada mes, en este caso tanto para PS Vita como para PS3.

Recomendaciones: Cogs

La recomendación de esta semana es uno de esos títulos del que uno suele hacer uso para, de modo disimulado, introducir a la gente poco receptiva con los videojuegos, dentro del mundillo. Presentado como un sencillo juego de puzles deslizantes, vamos descubriendo que dentro de él hay más mala hostia que en un bar mientras se disputa un Madrid-Barça y hay la mitad de hinchas de cada equipo.

Comenzando con unos fáciles movimientos para colocar unos engranajes o unas tuberías de gas para hacer funcionar una caja, su estilo steampunk de mecanismos de vapor, nos va retando cada vez más. Comienzan a llegar los engranajes con campanas, que debemos hacer sonar en el orden correcto, las tuberías con gases de distintos colores… y poco a poco vemos que no era sólo un puzle, además nos pide ciertas habilidades que harán el reto un poco más divertido si nos gusta eso de superarnos. Un arma masiva para la introducción de las madres al mundo de los videojuegos, disponible tanto en compatibles con cualquier sistema operativo –tú, el del Solaris, ya, ¿no?– como para dispositivos iOS o Android.

El indie gratuito: Fragment

Ya sabéis que aquí también tenemos sitio para los más huraños y que además eso no significa que vayan a disfrutar de peores juegos por no querer gastar ni medio duro, ni siquiera de peores gráficos, con el título de hoy quedará patente todo esto.

Fragment es un curioso juego creado por 4 alumnos de la “Vancouver Filming School” como trabajo para clase, dándonos a nosotros, jugadores de a pie, la posibilidad de probar sus bondades de manera gratuita. En este título nos ponemos en la piel de un misterioso personaje con la habilidad de crear clones de energía de si mismo, poder teletransportarse hasta ellos y destruir a sus enemigos cuando se encuentran en su radio de acción. Esto da como consecuencia un juego de “sigilo y acción de ciencia ficción en primera persona”, en palabras de sus creadores.

Creado en Unity, ese motor gráfico que tantas a alegrías da a quienes no gustan de desembolsar mucho dinero por los juegos, pero por ahora solamente portado a compatibles con el sistema operativo de Microsoft. Quien sabe, igual en unos años veamos este título o una secuela espiritual mucho más pulida pidiendo ayuda en Greenlight para que todos lo compremos en Steam y agradezcamos así la labor a estos muchachos. Si llegan a pulir bien las ideas presentadas en este título, puede salir un juego realmente interesante, mientras tanto, podéis ir probando esta primera incursión.

Archivado en Cogs, Fragment, Juegos gratis, Los indies de la semana, Super Meat Boy, Thomas Was Alone
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion