Primeras impresiones Final Fantasy XIV: A Realm Reborn, un MMO renacido (1ª parte)

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Cada vez está más cerca el segundo intento de Final Fantasy XIV en el mundo de los MMO. Después de 2 años empezando casi de cero, Square Enix ya casi tiene listo el juego que va hacer olvidar el fracaso de su segunda entrega online de Final Fantasy, un proyecto a todas luces desastroso y que A Realm Reborn promete hacer olvidar con un nuevo motor gráfico, un nuevo mundo que explorar. En definitiva una nueva experiencia.

Final Fantasy XIV A Real Reborn

Cuando hace poco más de dos años Square Enix anunció que iba a trabajar en reformar su nuevo y caro MMO que iba a sustituir a su exitoso Final Fantasy XI, buena parte de los aficionados a los videojuegos se quedaron sorprendidos. Era la primera vez que una compañía se esforzaba en crear un nuevo MMO para sustituir a otro MMO apenas unos meses después de su lanzamiento. Pero tal fue el desastre de Final Fantasy XIV, que no había más remedio.

Ahora, a poco menos de 2 meses de su lanzamiento, la beta de Final Fantasy XIV: A Realm Reborn está en marcha y desde Xombit Games, le hemos dado un buen repaso al juego para ver si será capaz de hacer olvidar el desastre del original.

Final Fantasy XIV:ARR (1)

Cambio radical

Uno de los mayores problemas del Final Fantasy XIV original, era un motor gráfico poco optimizado, junto con problemas severos de lag y de estabilidad. Por eso A Realm Reborn tendrá un motor creado desde cero, que permite requisitos de sistema menores y encima funciona en PlayStation 3. Por lo tanto los usuarios de ambas plataformas (PC y PlayStation 3) podrán jugar juntos.

Final Fantasy XIV:ARR (2)Añadiendo a todo esto tenemos un mundo rediseñado completamente, haciéndonos olvidar los vacíos y sosos escenarios del original. Un mundo lleno de recovecos y lugares únicos que explorar y admirar, sin duda alguna uno de los MMO más bellos jamás creado. Vale la pena admirar y perderse por los escenarios sorprendiendo a cada nuevo paso, no cabe duda del talento de Square Enix de crear atractivos mundos. Si bien es verdad que ahora los escenarios son más pequeños que antes, es un corto precio a pagar dado que el resultado final es mucho mejor.

Modernizarse o morir

Final Fantasy XIV parecía un juego atascado en el año 2000, sin darse cuenta que durante 10 años los MMO habían cambiado significativamente. Poco intuitivo, tedioso e incluso lento con una interfaz que no merece otro calificativo que horrible, se sumaba el hecho de que parecía un juego a medio terminar con muy poco contenido que ofrecer.

Final Fantasy XIV:ARR (3)Así que desde Naoki Yoshida, actual director del juego, tomó las difíciles riendas del proyecto su idea era clara: A Realm Reborn sería un juego abierto a todo tipo de usuarios, creando una experiencia mucho más intuitiva. Ahora tenemos una progresión mucho más constante con tutoriales a cada momento. Los primeros niveles los pasaremos de misión en misión aprendiendo los aspectos básicos del juego, un hecho necesario para todo jugador nuevo. Lo mejor es que aquellos que prefieran pasar a la acción podrán hacerlo casi inmediatamente.

Por lo tanto el desarrollo del juego es más bien convencional y muy parecido a los actuales MMO. Con misiones con los típicos objetivos de matar a cierto número de enemigos o recoger objetos, se añaden los eventos dinámicos que suceden por los mapas, al estilo Guild Wars 2 (llamados FATE en A Realm Reborn) o Guildhest, excitantes misiones en grupo. El juego ofrece una gran variedad de formas de subir el nivel de nuestro personaje mientras nos ofrece una historia principal para amenizar la tarea. Por supuesto no podían faltar las mazmorras, de las cuales ya hablaremos en más profundidad.

Final Fantasy XIV:ARR (4)Después de crear el personaje entre cinco razas distintas y con una buena cantidad de opciones de personalización, podemos elegir dónde queremos empezar nuestra aventura y es cuando finalmente podemos presenciar cómo nos convertimos en un nuevo aventurero listo para vivir grandes historias, poco a poco veremos cómo somos los elegidos con un poder único y seremos uno de los pocos capaces de enfrentarse con unos misteriosos hombres enmascarados o contra el Imperio Garlean, que quieren conquistar Eorzea a pesar de fracasar 5 años antes cuando la calamidad asoló el continente (los hechos con los que acabó la versión anterior del juego).

La historia representa de forma muy fiel la intención de recuperar el estilo clásico de las historias de Final Fantasy, siendo los cristales un elemento crucial del argumento junto con Ifrit y muchos otros elementos vistos en la saga. El resultado es una historia sencilla pero con encanto y realmente bien escrita, una pena que Square Enix siga, una vez más, con no traducir su MMO para el mercado español.

En definitiva, el resultado de las primeras horas del juego es satisfactorio, si bien es verdad que A Realm Reborn no inventa nada en el género y que no intenta nada nuevo, es evidente que tiene ese halo de Final Fantasy, con un mundo vistoso y un argumento atractivo junto con todos esos elementos de la saga. En la segunda parte veremos el sistema de combate del juego en profundidad, la creación de objetos y demás apartados de la jugabilidad con más profundidad, al fin y al cabo lo que realmente define un MMO.

Archivado en Beta cerrada, Final Fantasy XIV: A Realm Reborn, impresiones, MMORPG, Square Enix
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion