A vueltas con el Nintendoomed

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El éxito sin precedentes que supuso Wii para Nintendo se ha convertido en un gran lastre para su sucesora, la Wii U, de la que se esperaba que repitiera los anteriores éxitos para la compañía de Kioto y que de momento se encuentra en un estado prácticamente comatoso, con un acusado descenso en las ventas. Muchos se empeñan en vaticinar el final de Nintendo, aunque no parece que vaya a producirse a corto plazo.

A vueltas con el Nintendoomed

Sucede cada cierto tiempo y de forma inevitable. En el mundo del videojuego y, sobre todo, en el de las predicciones de ventas, pocas son las veces en las que se acierta.

Como ejemplo, las predicciones iniciales de Nintendo eran de haber colocado 5,5 millones de Wii U para finales de Marzo de este año, y ya se pudo ver que difícilmente han llegado a las 3,5 millones. No es eso lo malo, sino que la acusada desaceleración en las ventas de Wii U (vender 160.000 unidades a nivel mundial en el segundo trimestre del año es como para alarmarse) no hace más que empeorar la situación de la consola. Esta semana se celebró el 124 aniversario de Nintendo, aunque viendo como le han ido hasta ahora a Wii U, no tienen demasiados motivos para estar de celebración.

A pesar de haber aterrizado bastante antes que las próximas Xbox One y PS4 y contar con la ventaja temporal de casi un año, desde Nintendo no han sabido aprovechar este margen. Tener a la venta una consola sin apenas lanzamientos de peso y calidad durante casi 9 meses denota que la planificación que han llevado a cabo ha sido bastante desastrosa. Unas veces por su culpa –como el retraso de Pikmin 3— y otras por las thirds y los ejemplos de Rayman Legends o Deus Ex: Human Revolution Director’s Cut volviéndose multiplataforma y viendo retrasado su lanzamiento. De todas formas, parece que la situación es recurrente en Nintendo, puesto que ya les pasó lo mismo con Nintendo 3DS y, ante las bajas ventas por una mala planificación de lanzamientos, tuvieron que rebajar la consola.

A vueltas con el Nintendoomed

Como es costumbre y menester, cuando las cosas no salen tan bien como las compañías desearían siempre salen lo que a mi me gusta llamar patógenos oportunistas, haciendo un símil bastante biológico. Un patógeno oportunista –referido a los seres humanos– es aquel microorganismo que, en condiciones normales, convive de forma natural en el cuerpo humano sin causar mayores problemas. Sin embargo, cuando las cosas van mal, como cuando tenemos las defensas bajas, aprovechan para dar donde más duele, atacar y ponernos enfermos, a pesar de que son inofensivos en condiciones normales.

Pues bien, con los analistas y supuestos expertos de la industria sucede más o menos lo mismo. Cuando Nintendo estaba en la cresta de la ola con la dupla Wii/Nintendo DS, las alabanzas no se hacían esperar por parte de quienes, ahora que Nintendo atraviesa un bache de ventas con Wii U, no dudan en vaticinar su supuestamente inevitable final. Unos optan por usar su bola de cristal para decir que su futuro está en hacer juegos para móviles, mientras que otros usan sus dotes para la clarividencia para determinar que terminará cual SEGA de la vida siendo third party de Sony y Microsoft.

La última de las ocasiones en las que alguien ha tenido el detalle de ver el futuro de Nintendo por nosotros ha sido hace apenas una semana, cuando Nolan Bushnell –fundador de Atari– ha declarado a la BBC que Nintendo se ha convertido en “una compañía irrelevante“, que está quedándose atrás en el mercado de sobremesa –obvio viendo como le va a Wii U– y que está perdiendo cuota de mercado en el terreno portátil. Lo primero no podemos dudarlo, pero respecto a lo segundo viendo como Nintendo 3DS arrasa en ventas y barre a PS Vita son ganas de echarle más leña al fuego.

Todas las elucubraciones que puedan hacer estos gurús tendrían sentido de no ser porque la consola lleva menos de un año en el mercado. El enfado de los usuarios de Nintendo es bastante comprensible, puesto que cuando la consola se presentó allá por el E3 de 2011 sobre la mesa estaba la promesa de Nintendo de traerse a las third a casita para que sacaran sus títulos para Wii U, y para ello incluso salió a la palestra John Riccitiello a defender la nueva forma de juego que la consola iba a suponer.

Por ello todos esperábamos que de una vez una consola de Nintendo recibiera su ración de GTA, de BioShock o de títulos de la serie The Elder Scrolls y otros tantos ejemplos. La realidad es que ese supuesto acercamiento se ha convertido en un enorme distanciamiento con algunas –sonado es el caso de EA–, contribuyendo no obstante a enfriar y empeorar el ya desastroso panorama de Wii U.

Afortunadamente la situación de la consola puede pegar un cambio radical ahora que por fin Nintendo está sacando parte de su artillería pesada y que en los próximos meses la consola recibirá juegos como Mario Kart 8, Super Mario 3D World, Donkey Kong Country Returns: Tropical Freeze, Bayonetta 2, o los recientes Pikmin 3 y The Wonderful 101. A tenor de la mayoría de estos lanzamientos se intuye la falta de novedad e innovación que Nintendo tiene planeado para las balas que tiene en recámara: todos son secuelas y podríamos decir que es más de lo mismo –lo cual no es necesariamente malo– y que peca de conservador en exceso. Lo curioso o irónico es que la mayor parte de la innovación viene por parte de las thirds, como Ubisoft, Platinum Games o Sega.

Viendo los numerosos lanzamientos que se tienen guardados, lanzamientos que deberían haber llegado mucho antes a fin de cuentas si lo que querían era vendernos la consola, y a pesar de que sean poco innovadores, el panorama a corto-medio plazo de Wii U no se presenta tan desolador como muchos quieren pintar. Sea como fuere, no hay que olvidar el “ciclo de Nintendo”, ciclo que con (casi) cada sistema que la gran N ha sacado se ha venido produciendo, relatado en tono de humor en la imagen que podéis ver a continuación:

A vueltas con el Nintendoomed

En cualquier caso, a mi entender es demasiado pronto para vaticinar el final de Nintendo por muy malos resultados que haya tenido en estos meses, sobre todo cuando el primer año de Xbox 360 y PS3 también fue bastante regulero y ahí tenemos a Microsoft y Sony dispuestas a entrar de lleno en la nueva generación.

Y vosotros ¿creéis que Nintendo se hundirá como antaño pasó con Sega?.

Archivado en Electronic Arts (EA), John Riccitiello, Nintendo, Nintendoomed
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs