Dear Esther, capítulo 4, conclusión y todos sus secretos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Dear Esther 4

Todo pasa en esta vida, desde la más hermosa primavera hasta el más aterrador invierno, y nuestra aventura también toca a su fin. Hoy os traemos el capítulo final de Dear Esther, esta novela gráfica que nos ha puesto la carne de gallina en más de una ocasión, y que nos ha hecho identificarnos con el narrador en algunos momentos. Como verás, aún hay muchos cabos sueltos, que es lo que querían los creadores, para que cada uno se haga sus propias ideas de lo que ha pasado o dejado de pasar. Por eso mismo, en el próximo artículo os daremos aún más información para desvelar completamente el juego, o, al menos, intentarlo.

Como siempre, antes de seguir leyendo, te recomiendo que veas el vídeo que tienes a continuación.

Enigmas

Al caer desde lo alto de la antena… ¿Por que nuestra sombra es una gaviota?

Esa pregunta me la he hecho en todas las ocasiones que he jugado, y siempre llego a la misma conclusión: nosotros somos la sombra que vemos y nos sigue, el fantasma que nos vamos encontrando, que nos vemos recorrer constantemente el camino. ¿Por qué llego a esta conclusión? Por que cada vez que nos encontramos con ese fantasma, e intentamos llegar a él, desaparece y, misteriosamente, encontramos esa gaviota que se escapa. Al menos esa es mi idea.

Fantasmas

En este capítulo vuelven con fuerza los fantasmas que nos acompañan, y los podemos ver en las siguientes ocasiones:

  • El primer fantasma de este capítulo lo vemos al salir de las cuevas. Al avanzar un poco por el camino, veremos una vela en lo alto de un barranco y, al lado, una sobra que vigila nuestros pasos y sigue nuestro camino.

  • El segundo fantasma es más difícil de localizar, ya que está en el reflejo de una vela. Cuando vayamos avanzando por la playa, veremos muchas velas encendidas, como indicándonos el camino por el que tenemos que avanzar. Una de estas velas, cerca del agua, reflejará en esta misma una silueta que nos mira. Yo personalmente no la he podido localizar, aunque hay muchas cosas en este juego que son cambiantes.

  • El tercer fantasma, y el más escalofriante para mi gusto, lo encontramos en la base de la antena, llegando ya al final del juego. Digo que este es el más escalofriante por que es el que más cerca estará de nosotros, y, según comentan algunos, su forma puede cambiar en base a la línea que haya seguido el juego: unas veces lo verás como una silueta sin rostro, en ocasiones como una figura deformada y ensangrentada (como salida de un accidente) y también podrás verlo como una figura envuelta en una túnica similar a la que suele representar a la misma muerte.

Elementos de interés

En este capítulo sí que encontramos muchas cosas que esclarecen en parte muchos de los misterios.

  • Tres fotos de un accidente de coche.
  • Una foto de una chica joven.
  • Un desfibrilador.
  • Varios equipos quirúrgicos.
  • Un letrero.
  • Una vagoneta.
  • Tres huevos en un nido.
  • Uno o dos anillos.

Si hay algunos elementos que no has visto, no intentes volver atrás para localizarlos. Como te hemos comentado en varias ocasiones, no siempre aparecen todos los elementos, lo que implica que tengas que jugare varias veces para verlos todos.

Y esto ha sido todo por el momento. Aunque ha terminado la serie, no te pienses que hemos dejado los misterios de lado. En el próximo artículo de la serie te desvelaremos algunos otros misterios del juego de los que seguro que no te habías percatado.

Archivado en Dear Esther, Gameplay, Juegos, Secretos desvelados, Vídeo, Walkthrough
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (13)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion