Las Mejores Sagas: Metal Gear (IV)

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Metal Gear Solid 4 iba a ser el gran final de la saga y de Solid Snake, el punto y final a su personaje y a su particular epopeya. No solo eso, el juego de Hideo Kojima se convirtió rápidamente en el estandarte de PlayStation 3, una vez más señalando el vínculo entre esta saga y las consolas de Sony. Tras varios años de desarrollo por fin el juego salió a la venta, prometiendo poner el broche de oro a años de éxito y juegos de calidad. Pero la realidad no se correspondió con las expectativas.

Metal Gear Solid 4

Lo que pudo ser y no fue

Como ya comentamos más de una vez en semanas anteriores, Hideo Kojima deseaba desde hace tiempo dejar en otras manos la saga. Pero por desgracia o por suerte, parece ser que está eternamente vinculada al creador. Posiblemente porque la huella de Kojima estaba tan presente en los juegos de esta saga que es inconcebible pensar en ella sin él. De hecho su presencia o ausencia como director se convirtió en una broma presente en varios tráileres del juego con el ya famoso No place for Hideo (No hay lugar para Hideo) que es un juego de palabras entre Hideo, su nombre, y hide que es esconderse en castellano.

Metal Gear Solid 4Así que como resultado, una vez más, Kojima se puso al timón de Metal Gear Solid 4, quizás el título más ambicioso de la saga hasta la fecha y más épico. Prácticamente una carta de amor a los fans con guiños a juegos anteriores, personajes que vuelven, escenarios, etc….Pero también el más desigual en su jugabilidad y más decepcionante en su guión y dirección. El capítulo final de Solid Snake es una montaña rusa de emociones encontradas donde la brillantez choca a menudo contra la mediocridad. Quizás Kojima ha acusado la presión de proyectos cada vez más grandes, de tener que superar su trabajo anterior considerado siempre de obra maestra. O simplemente que los mayores genios también tienen derecho a un traspiés. En pocas palabras, Metal Gear Solid 4 se queda a medio camino de la grandeza.

El último viaje de Solid Snake

Solid Snake es un hombre abatido por la enfermedad y la vejez prematura. Básicamente un soldado de élite en el cuerpo de un anciano, pero que deberá enfrentarse a su última batalla. Un sacrificio final antes de encontrar la paz que tanto anhela. Liquid Snake en el cuerpo de Revolver Ocelot pretende llevar su utopía y dominar el mundo arrebatándoselo a los Patriots, el poder que controla al mundo en la sombra y sólo Solid Snake puede impedirlo.

Metal Gear Solid 4El juego empieza realmente bien, con una escena excelentemente dirigida y escrita donde Snake nos relata un mundo donde la guerra se ha convertido en una industria más, un negocio donde la muerte y la destrucción es una forma más de hacer dinero y de controlar el mundo. A partir de aquí las primeras horas de juego son excelentes, donde un nuevo tipo de escenario hace acto de presencia: la guerra. En medio de un conflicto armado Snake tiene que abrirse paso mientras cruentas batallas se suceden entre varias facciones.

Esto mismo es quizás la novedad más interesante, ya que podemos participar en ellas ayudando a una de las facciones y ganándonos un aliado, pasar desapercibido o simplemente acabar con todo. La variedad de afrontar las diferentes situaciones junto con la cantidad de objetos y armas a nuestra disposición es lo mejor del juego. Todo ayudado por los mejores controles y cámara de la saga, por ejemplo los momentos de acción son mejores gracias a que Snake puede apuntar y moverse a la vez. Por momentos el juego parece que puede llegar a ser el capítulo definitivo. Nada más lejos de la realidad.

El final que Solid Snake no merecía

Metal Gear Solid 4La jugabilidad de algunos de los actos roza el aburrimiento y otros son simplemente descafeinados contrastando con los dos sobresalientes primeros actos del juego. Pero el peor parado es el argumento del juego el cual empieza a hacerse añicos y caer casi en el esperpento. Liquid Snake se convierte casi en un malo salido de Austin Powers a mitad de juego y el par de historias de amor no se sostienen por ningún lado, y no sólo eso sino que resultan incluso ridículamente desarrolladas. Es verdad que aun con todo esto el juego sigue ofreciendo momentos para el recuerdo, sin embargo la traca definitiva que nos tenía preparada Hideo Kojima en el final del juego no se la esperaba nadie.

Metal Gear Solid 4El final es el perfecto reflejo de todos estos desequilibrios que sufre el juego durante todo su desarrollo. Empieza casi de forma magistral para acabar siendo desastroso. La serie Lost fue criticada por no dar las respuestas que los fans pedían, bien Metal Gear Solid 4 las da pero de forma tan chapucera que uno se pregunta si realmente la eterna secuencia final no fue escrita en 15 minutos. No quiero dar muchos detalles, porque el juego sigue siendo relativamente nuevo, pero es más que decepcionante y difícil creer que el mejor final que Kojima podía haber pensado fuera este.

En definitiva Metal Gear Solid 4 es el peor juego de la saga, pero ser el peor entre una lista de juegazos y obras maestras no significa ser un mal juego. Ciertamente el resultado final es satisfactorio, pero tan desigual desde la parte de jugabilidad pasando por la historia y terminando por los gráficos que se hace notar cuando se compara con sus antecesores de tanta calidad. Creo que mi opinión no está entre la mayoría pero ciertamente no estoy solo en ella. Las expectativas eran muy altas y el juego no las cumplió.

La semana que viene terminaremos el recorrido con las ya recurrentes curiosidades. Y ya aviso que Kojima es un director muy dado a estas mismas. ¡Hasta la semana que viene!.

Xombit Games | Saga Metal Gear Solid

Archivado en Hideo Kojima, KONAMI, Mejores Sagas, Mejores Sagas Metal Gear, Metal Gear, Metal Gear Solid 4, PlayStation 3
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • JuanMi Guirado dice:

    Jugué a la demo de la 4ªparte pero nunca me llamó excesivamente la atención estos título de Solid Snake.

  • Pere dice:

    Qué pena leer esto, la verdad. Era uno de los juegos que podía haberme hecho escojer entre Play3 y Xbox, pero no sabía que era tan malo (entre los juegazos, claro)

    • Yo creo que merece la pena si eres fan o te gusta la saga. Sigue siendo un gran juego durante buena parte de su duración, lleno de detalles. Lo que pasa es que los puntos negros del juego se hacen demasiado evidentes. Si fuera otro juego no le hubiera dado tanta importancia, pero era Metal Gear Solid 4…

  • FranV dice:

    Sinceramente tu opinión está entre la minoría. Son pocos los que han visto tanto puntos negros en este juego y en este argumento. ¿El peor de la saga? ¿De verdad has jugado al segundo? Y gráficamente para el año en el que salió fue lo mejor del momento. Este tiene momentos memorables y en el único capítulo donde baja el ritmo es en el de la ciudad. Lo demás es una maravilla, y no lo digo yo, lo dicen el 90% de los han jugado tanto a este como a los 3 MGS anteriores. Respeto tu opinión porque creo q es una crítica muy personal, pero no la comparto para nada

  • Iván dice:

    Hombre lo del final es una opinión personal,las historias de amor son simple relleno es en la de los patriots en la q nos tenemos q fijar. No se si sera porque tengo el mgs1 en un altar, pero el capítulo 4 me encanto

  • […] Hideo Kojima, su carismático creador, tenga algo que ver. Y el desarrollo de la cuarta entrega, Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots levantó unas enormes expectativas, dado que iba a ser el juego estrella de la entonces novedosa (y […]

  • […] Gear Solid 4: Guns of the Patriots salió a mediados del años 2008, una auténtica barbaridad de tiempo considerando lo rápido que se mueve la industria del […]

  • […] Y lo mostrado en territorio japonés no ha estado nada mal. Un gameplay de doce minutos de duración donde podemos ver la jugabilidad del título de Konami. El juego acontecerá justo después de lo visto en Peace Walker, y se desarrollará en la década de los ochenta y en plena guerra fría, un entorno más que adecuado para el desarrollo de la infiltración. Volveremos a controlar a Big Boss en su etapa más madura, al igual que ocurría con Solid Snake en Metal Gear Solid IV. […]

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion