Retro Games | Full Throttle

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Full Throttle es una aventura gráfica creada en 1995 por LucasArts. En esta aventura el personaje principal es un duro motero estadounidense. El juego fue alabado por su pulido acabado y su trama envolvente, pero fue criticado debido a su corta duración y a su facilidad. Con el tiempo se convirtió en un título de culto dentro de su género. Hoy os recordamos y os descubrimos en Xombit Games qué fue de Full Throttle.

Portada Full Throttle

¿Os acordáis de Mad Max, conduciendo como un loco por la carretera, en moto o en coche, contra la banda del Cortauñas y el Jinete Nocturno, las motos zumbando y metiéndole al coche… Con aquellas chupas negras de cuero y la recortada en la mano?

Pues hoy os presento una de las joyas que nos dejó LucasArts allá por el año 1995. Full Throttle se llama, pertenece al género de las aventuras gráficas, que en ese momento estaban en auge y salió para DOS, Macintosh y Windows.

HISTORIA

La historia se enfoca en Ben, el líder de una banda de moteros que se hacen llamar “Los Hurones” (The Polecats). Malcolm Corley, el CEO y fundador de la última empresa de motocicletas del país, se acerca a Ben en un bar para hacerle una oferta.

Cuando Ben la rechaza es noqueado y puesto en un basurero por los secuaces de Adrian Ripburguer, el siniestro vicepresidente de Motores Corley, que tiene el firme propósito de apoderarse de la compañía. Tras despertar y salir del basurero, Ben intenta comunicarse con el resto de su banda, a cuyos miembros ha engañado Ripburguer para que escolten su limusina hasta su destino en la junta anual de accionistas.

Ben, investigará montado en su moto hasta descubrir que fue saboteada una junta anual de accionistas por los secuaces de Ripburguer. Logra localizar a su banda justo a tiempo para presenciar el asesinato de Corley a manos de Ripburguer que pretende inculparles del crimen. Como fugitivo deberá afrontar las consecuencias y hacer todo lo posible para llevar ante la justicia a Ripburger, quien ya ha asumido la presidencia de Motores Corley.

Jugabilidad

El juego continúa con la dinámica de LucasArts en lo que a sistemas de juego para aventuras se refiere y utiliza el motor SCUMM (Utilidad de creación de scripts para Maniac Mansion). Como novedad, en lugar de elegir un verbo de comando o un icono de acción o la interacción con un objeto, el jugador puede ahora simplemente apuntar sobre él, y los iconos de acción disponibles aparecerá automáticamente. Estos incluyen el estándar de las acciones usar, examinar y hablar, pero también un icono de pie, separado, para patear.

Entre las acciones, además de las habituales como ver. se incluyeron otras como amenazar o patear. La animación de las escenas intermedias es, para la época, de muy buena calidad, lo que, junto con su banda sonora creada por la banda de moteros The Gone Jackals, dota al juego de un ambiente cinematográfico.

Curiosidades

  • Max, del juego Sam & Max vuelve a aparecer, esta vez pintado en las paredes del lugar donde se realiza la prueba de coches.

  • Michael, Syd, Razor y Wendy son nombres de moteros que aparecen en el juego, pero también son los nombres de varios personajes de Maniac Mansion.

  • Emmet tiene un tatuaje de Star Wars en el brazo derecho. Concretamente es un tatuaje del imperio. No es el único caso, hay más personajes con diferentes tatuajes relacionados con Star Wars.

  • La ornamenta del coche que Ben salta al principio del juego es, en realidad, una caricatura de Tim Schafer, director del juego.

  • Si le pides muchas veces el cuchillo a Emmet en el bar, al final te lo dará y aparecerá un minijuego donde tenemos que imitar los movimientos de Emmet con el cuchillo y la mano. Como en la escena de la película Aliens, con el androide Bishop de protagonista.

  • En el desguace Ben trepa la pared con la ayuda de una cadena que cuelga. En ese momento suena la melodía de la serie “Los hombres de Harrelson”, o “SWAT”.

Conclusión

Como conclusión he de decir que es uno de los juegos que más se me grabaron en la retina de los ojos, (¡me lo debí acabar como 50 veces o más!), al ser el primer juego que lograba terminarme entero. Me gustaba porque me hacía sentir que estaba dentro de una película, como si manejaras a una especie de Terminator con su moto y su trabuco. La única pega que le pongo es la poca duración del juego.

Archivado en Aventura Gráfica, Full Throttle, Lucas Arts, Moteros, Retro Games
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion