Análisis de Far Cry 3 Blood Dragon, una vuelta a los 80

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Hoy justo hace un mes, coincidiendo con el April Fool’s Day, nos llegó el tráiler de un juego llamado Far Cry 3 Blood Dragon. Todos nos lo tomamos a broma, aquello era una mezcla de luces de neón, clips ochenteros y Chimo Bayo pululando por ahí. La sorpresa fue enterarnos de que aquello iba en serio y que algún directivo de Ubisoft había dado el visto bueno a los creadores de Far Cry para llevarlo a cabo. Así es como un mes después sale a la venta la expansión autojugable Far Cry 3 Blood Dragon y no hemos pestañeado ni un segundo para traerte el más completo análisis. Bienvenido a los 80.

Portada del juego

Hubo un tiempo en el que se contaban por cientos los pobres ingenuos que picaban con esas locas noticias que nos llegaban el día uno de abril. Era divertido ver cómo noticias completamente absurdas, se asimilaban como ciertas y reír a escondidas por ello, pero poco a poco nos hemos ido acostumbrado al April Fool’s Day y sistemáticamente descartamos toda noticia o lanzamiento anunciado dicho día. Blood Dragon ha sido el “no me lo puedo creer” de este año sin duda alguna, una “expansión” que nada tiene que ver estrictamente con el juego original, y que olía tanto a broma que pocos apostaban por un juego real, pero lo es, vaya si lo es…

La fuerza de la nostalgia

Blood Dragon es un juego completamente independiente, no necesita de Far Cry 3 para funcionar, ni afecta o forma parte alguna del argumento del mismo. Es mas, hablar del argumento de Blood Dragon es incluso difícil, ya que podríamos decir que es un cúmulo de clichés y tópicos de las películas de los años ochenta sin sentido alguno, pero como dichas películas, lograba acabar bien de una forma u otra. Nuestro protagonista es un soldado caído en combate, y que con unas cuantas “mejoras cibernéticas” entrara a formar parte de un comando especial. Nuestra primera misión sera atacar una fortaleza enemiga en una isla y acabar con su líder tras descubrir sus planes. Pero conoceremos el sabor de la traición, el poder del amor y todo con eróticos resultados, o casi.

No vamos a desvelar nada más del argumento del juego ya que no es excesivamente largo, pero hay que hacer especial hincapié en lo bien hilado que está todo porque, aunque parezca cutre y mal hecho, realmente es un ejemplo magistral de lo que eran las películas de la época, y a los nostálgicos, les va a encantar sin duda alguna. También hay que destacar los continuos guiños a las “grandes películas” de aquella década, Las Tortugas Ninja, Karate Kid, Star Wars, Rocky, es un no parar y quedan tan bien que se debe carecer de alma o de cierta edad para no soltar una sonrisa al verlos.

Más de lo mismo, lo cual no es malo

Posiblemente el que Blood Dragon lleve un Far Cry 3 delante se deba a su jugabilidad, y es que el manejo de nuestro personaje, los combates y toda la dinámica de Blood Dragon toman como base la jugabilidad de Far Cry 3 adaptándola a la temática de este juego. Un ojo cibernético que sustituye a la cámara con la que marcar a los enemigos, una gama de armas similares a las conocidas pero con adaptaciones a esta “temática futurista”, como por ejemplo un rifle de rayos láser, y enemigos clónicos con un comportamiento acorde a lo que se espera de ellos argumentalmente. Poco más vamos a ver como novedad, aunque por suerte se siguen manteniendo unos combates muy frenéticos, en los que movernos y disparar constantemente son el pan de cada día. Además se dará mucho juego a cada zona, ya que podemos usar el entorno como ventaja, y es más, será imperativo hacerlo para hacer frente a la máxima novedad del juego y el añadido que da nombre al mismo, los Dragones Sangrientos.

Gameplay 12

Tenemos todo el pack básico que ofrecía Far Cry 3, una isla, varias fortalezas que sustituyen a los campamentos para conquistar, misiones secundarias, que en este caso se dividen en rescate de rehenes y cazar animales especiales para desbloquear mejoras de armas, y varios coleccionables esparcidos por toda la isla que también nos aportarán mejoras si los conseguimos todos. Los Dragones Sangrientos son unos lagartos gigantes repartidos por toda la isla, muy difíciles de derrotar (aunque no imposibles) y que reaccionan tanto al ruido como al “olor” de los corazones enemigos, los cuales podemos arrancar y usar para atraer o alejar a estas bestias. También contamos con vehículos para conducir durante la aventura, aunque pasan casi anecdóticamente al no ser excesivamente grande la isla.

Y aunque lo secundario pasa a ser más atractivo en este juego (como que sin darnos cuenta lo habremos hecho todo), la chicha de Blood Dragon son sus misiones principales, que aunque sólo tengamos siete disponibles y las pasemos bastante rápido, son muy divertidas, todo un espectáculo para la vista y una fuente casi inagotable de risas aseguradas.

Epilepsia en estado puro

Aunque Far Cry 3 nos situaba en un entorno de completa demencia, las islas en las que transcurría la trama eran pura luz y belleza (a fin de cuentas era un paraíso tropical), y al igual que vimos en Bioshock Infinite como la luz dejaba atrás a la oscuridad, en Blood Dragon ocurre lo mismo, pero a la inversa, la oscuridad lo engulle todo. En esta ocasión estamos en una sola isla, en la que la estética es oscura con toques de neón por todas partes. Si conocéis Tron, el diseño es muy parecido, y aunque está bastante bien, quizás los contrastes elegidos no son los mejores (hay partes en las que daña a la vista, y no por estética, literalmente), echamos bastante en falta un aviso a epilépticos al comienzo del juego, y no, no es una broma. El mayor problema del diseño en sí de Blood Dragon es la carencia de sorpresas, ya que se ha reciclado mucho del juego original en este titulo y todo lo nuevo se repite hasta la saciedad, mismas fortalezas, enemigos clónicos (literalmente) y escenas de acción que, fuera del marco argumental, saben a lo mismo una y otra vez.

Gameplay 3

En cambio las “cinemáticas” de Blood Dragon son bastante interesantes, toman completamente la estética de los juegos de 8 bits de la época, con ese toque pixelado hasta el extremo, animaciones muy simples y todo lo que en otro juego seria motivo de escarnio, aquí queda muy bien. Queda muy bien en conjunto gracias al mejor apartado del juego, que sin duda es el sonoro. Para empezar Far Cry 3 Blood Dragon viene completamente localizado a nuestro idioma, y con un doblaje enorme, muy bueno para el “peso” de este juego y que personalmente me ha encantado. Además el juego cuenta con una banda sonora interesante, algunos temas muy conocidos y otros que, aunque son nuevos, cuentan con un toque nostálgico delicioso. Una de cal y otra de arena en lo que a diseño y apartado sonoro se refiere.

¿Merece la pena Blood Dragon?

55

Tenemos un juego completamente independiente, con una temática retro-futurista muy marcada y a un precio muy reducido (15 euros de salida), ¿debería bastar para ser un juego recomendado?, la verdad es que no. Aunque es un juego divertido, como juego independiente es muy corto, muy fácil (no es un reto en ningún momento), y no tiene nada salvo su temática para atraer, y a día de hoy por ese precio se pueden encontrar juegos mas largos y mucho mejores, para que vamos a engañaros. De haber sido una expansión real o el clásico DLC de turno del juego original, y a un precio algo más reducido (el clásico 9,99), estaría más tentado a recomendarlo, pero no, Blood Dragon como producto en sí, no vale tanto la pena. En un futuro, con una rebaja de precio (que lamentablemente es poco probable que ocurra), estaría muy bien para un fin de semana entretenido, pero a día de hoy, no os perdéis nada interesante por no jugarlo.

Galería de imágenes

Archivado en Análisis, Epilepsia, Far Cry 3, Far Cry 3 Blood Dragon, Gungnir Games, Shooter, Ubisoft
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • dpcsport dice:

    casi todo lo que he leído son ventajas y algún que otro inconveniente, y le pones solo un 55? vale que es muy corto… pero eso es pasarse un poco no? el juego es épico!!!! xD

    raro es que los ejecutivos de hoy en día se arriesguen con una apuesta tan desenfadada como esta… hay que darle mas valor aunque solo sea por el atrevimiento… vamos hombre… y luego nos quejamos de que este mundo es siempre lo mismo…

    por casualidad que nota le darías al portal 2 o al half life o alguno de esos… porque no se que pensar..

    • darkbob dice:

      Está claro que es un juego que se apoya mucho en la nostalgia y en esos pequeños detalles que lo engrandecen, eso sí dejando algo de lado la duración y la dificultad en un segundo plano.

      No es un juego para todos los públicos, éso está también muy claro ya que las referencias tanto a cine, como a música, como a videojuegos o las referencias propias que han incluido en el doblaje al castellano (los gallifantes, por ejemplo) las van a disfrutar solamente los que tengamos cierta edad y sí, son muchas de ellas.

      De todos modos el redactor que le ha encasquetado al conjunto un 55 de nota por aspectos que tampoco son muy agravantes es un poco no sé mmm… ¿NAZI? xD

      • arpiman dice:

        Os respondo a los dos rápidamente. dpcsport, si me quieres comparar esta expansión con Portal 2 o Half Life, empezamos muy mal, ambos son juegos muy buenos en todos sus aspectos, cuando este es una expansión corta, repetitiva y que solo se alimenta de nostalgia, de ahí la nota, que es un juego, lo que prima es la jugabilidad y aquí es muy sosa. darkbob, un juego que tiene siete misiones muy simples, muy cutres, en el que todo lo demás es repetir lo mismo una y otra vez sin variación, ¿merece mas?, que si, que muchas risas con tres momentos, pero como juego, no llena ni lo mas mínimo, pero por supuesto, es mi opinión y ya esta, yo respeto la vuestra.

  • Es una pena, el juego tenía muy buena pinta, pero estaba claro que recreando la jugabilidad de Far Cry 3 de forma más limitada y diseño típico de Ubisoft de “repite esto 200 veces” podía hacerle daño en ese sentido.

    De todas formas creo que lo pillaré cuando este de oferta en steam (bueno todo lo pillo de oferta en Steam, pero se entiende…)

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion