Cómo triunfar en la nueva expansión de Total War Rome II

COMPARTIR 0 TWITTEAR

La nueva Emperor Edition de Total War: Rome II por fin está haciendo justicia a lo que esperábamos de esta entrega de la saga, y aunque algunos se empeñen en que los arreglos llegan tarde, la inclusión de una campaña nueva de forma gratuita es un gesto al que no estamos acostumbrados, especialmente cuando la que nos ocupa, Emperador Augusto, es tan apasionante. Se trata de un buen gesto, y el camino a seguir para Creative Assembly.

La nueva campaña nos sitúa en un momento muy delicado de la historia de Roma. Tras la muerte de Julio César al poco de vencer a Pompeyo, sus partidarios –Lépido, Octaviano y Marco Antonio– se reparten el imperio en un triunvirato, además, uno de los hijos de Pompeyo se refugia en las islas de Sicilia, Córcega y Cerdeña, y está dispuesto a vengar a su padre. Por si fuera poco, los nuevos líderes de Roma aspiran a conseguir el poder total sobre el imperio. El mapa recrea al perfección las relaciones diplomáticas de cada líder de facción, con sus estados clientelares y aliados. Podremos ponernos en la piel de las cuatro facciones existentes en Roma, además de otras menores y Partia en Oriente, que se sitúa como un imperio emergente con una auténtica colección de satrapías –estados clientelares–, aunque un ejército muy flojo y complicado de manejar.

Rome2-campaña-augusto

Después de haber jugado con las 4 grandes facciones, os recomendamos, para un primer contacto, una partida en dificultad normal –la dificultad de combate según la pericia de cada uno– con la Roma de Marco Antonio. Supuestamente se trata de un inicio más complicado que el de Octaviano o Lépido, pero la potencia administrativa de esta facción la convierte en la más versátil y poderosa, si sabemos controlar sus vastos territorios, claro.

En primer lugar, contamos con un gran número de estados clientelares que nos ayudarán si se lo pedimos y comerciarán con nosotros –además les podemos pedir pagos por el comercio de hasta 1.000 denarios, un plus valiosísimo para comenzar–. También veremos un gran número de enemigos en el este, todos satrapías de Partia, nuestro gran enemigo inicial. Sin embargo, sus tropas están lejos y sus primeras unidades son de las más flojas del juego. La fuerza de estas facciones reside en su caballería, y pasarán bastantes turnos hasta que consigan una infantería que haga sombra a nuestros legionarios. Mientras tanto, tendremos que resguardarnos frente a Palmira con tropas muy básicas, pero con un poco de pericia en combate serán más que suficientes para pararlos, ya que la infantería de esta ciudad también es muy floja.

Rome2-campaña-augusto-palmira

Sí, pararlos. Tenemos que entender desde el principio que no podemos dedicarlos a investigar tecnología militar y montar ejércitos enormes. Nuestros primeros gastos deberán ir a mejorar asentamientos –especial interés tienen aquellos dedicados a un producto, ya que nos vendrán muy bien para el comercio, y los civiles y guarnicionados para el orden público y la influencia cultural–, así como crear templos y edificios que mejoren el orden público. Tendremos que investigar tecnologías que mejoren el comercio, la administración, la influencia cultural, y el ejército, todo de forma equilibrada.

Si hacemos todo esto, probablemente pasaremos varios años de la campaña con los ingresos por encima de los 8.000 denarios, nada mal, ¿verdad? Esta es la pauta básica que debemos buscar en cada campaña que juguemos en Rome 2, solo que con Marco Antonio tenemos medio trabajo hecho.

Pero todo tiene su parte difícil, y en esta campaña hay pocas cosas fáciles. A pesar de poder mantener una buena administración, tendremos que vigilar el orden público en algunas provincias del Próximo Oriente, y en especial Iliria y Tracia en Occidente, porque que además del choque cultural –más difícil de afrontar ya que Marco Antonio tiene afinidad sólo con las naciones griegas–, tendremos que vigilar sus fronteras ante la amenaza de los dacios. Por si fuera poco, a Octaviano le gusta pasear tropas por la zona para intimidarnos. Debemos construir templos y campos de entrenamiento, además de reclutar generales y tropas prescindibles, aunque sólo sea para hacer bulto, disuadir a nuestros enemigos y mantener a la población tranquila.

Batalla-Rome-2 Lo positivo es que Octaviano estará muy entretenido con Pompeyo, quien le declarará la guerra a los pocos turnos, y poco tardará en hacer lo propio con Lépido. Todo esto no nos interesa por ahora, si dejamos que corra la sangre en Occidente mientras reforzamos nuestras fronteras, mejoramos la industria y el comercio, y aguantamos los primeros envites de Palmira, pronto podremos contar con buenas tropas para invadir Partia. Lo ideal sería que hasta este momento hayamos entretenido a los partos marcando objetivos a nuestro estado clientelar Armenia, que invadirá el norte de sus tierras con bastante fuerza desde el comienzo.

Sería interesante, que, pensando en una estrategia de larga duración, liberemos tropas partas cuando nos enfrentemos a ellos, para caer bien a sus aliados, y un buen día, volverlos en la contra de su estado paternalista. La idea es asegurar la frontera de Oriente, no gastar nuestro dinero en llegar a las fronteras con la India, porque tarde o temprano, Octaviano llamará a nuestras puertas con un ariete y miles de legiones, y debemos estar preparados. Así que mientras restamos potencia al poder de Partia, vamos a seguir mejorando el comercio, la industria y la agricultura de Grecia e Iliria, además de contratar tropas poco a poco, siempre haciendo lo posible para no bajar nuestros ingresos de 8.000 denarios.

Desde el momento en el que la guerra con Octaviano haya comenzado, el destino de la facción dependerá en exclusiva de nuestras dotes para mover tropas sobre el tablero, nuestro buen mando en batalla y lo potentes que sean nuestros aliados. Pero si todo lo anterior lo hemos hecho bien, contaremos con unos recursos muy buenos para alcanzar la gloria.

¿Tienes más consejos para triunfar? ¡Compártelos con nosotros!

Archivado en Estrategia, Guía, The Creative Assembly, Total War Rome 2, Tutorial
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion