Configura a Geralt para lanzar proyectiles sin descanso con el arquetipo Bombardero

COMPARTIR 0 TWITTEAR

The Witcher 3 aldea

Como ya bien sabéis, en The Witcher 3 hay muchas habilidades en la rama pertinente del menú del juego, y elegir entre todas ellas puede ser una auténtica locura si no tenemos una idea bien definida de cómo queremos luchar o en qué aspectos queremos que Geralt brille, así que CD Projekt RED ha dispuesto para nosotros una serie de arquetipos de brujo que nos harán la vida mucho más fácil para elegir entre esas habilidades.

Después de hablar de los arquetipos Impulso de adrenalina y Desgarro crítico, hoy os traemos un arquetipo centrado en el uso de las bombas durante el combate para inclinar la balanza a nuestro favor cuando estemos luchando contra enemigos de lo más poderosos. Este arquetipo responde al nombre de Bombardero.

Si nos decantamos por este arquetipo llamado Bombardero tendremos que invertir nuestros puntos disponibles en las siguientes habilidades: Pulso firme, Tolerancia adquirida, Tolerancia superior, Pirotecnia, Transmutación de tejidos, Rendimiento, Sinergia y Bomba de racimo, todas ellas en la rama de la alquimia.

El resto de puntos que tengamos podemos invertirlos en habilidades de carácter general o en mejorar alguna otra cosa que nos pueda resultar útil, como las habilidades de las señales que más utilicemos durante el combate, pero estas son las importantes.

Pulso firme es la habilidad encargada de hacer que el tiempo se vea ralentizado cuando vayamos a soltar una bomba hasta en un 45%, mientras que Pirotecnia aumenta el daño que infligen las bombas Sueño de dragón y Bejín del demonio. Estas bombas son poco efectivas per se, pero con la habilidad Pirotecnia acabarán siendo un buen recurso que emplear.

Tolerancia superior hará que nuestro umbral de sobredosis de pociones aumente hasta en un 5%, mientras que con Tolerancia superior nuestro nivel máximo de toxicidad aumentará cuando aprendamos nuevas fórmulas. Al mismo tiempo, Transmutación de tejidos potenciará nuestra supervivencia al aumentar nuestra vitalidad máxima con los mutágenos, y por su parte Sinergia hará que las ranuras para mutágenos sean más efectivas.

En efecto, poco tienen que ver las cuatro habilidades anteriores con este arquetipo en un principio, pero son habilidades necesarias para poder llegar hasta Bombas de racimo, que es la joya de nuestra corona de habilidades. Gracias a esta habilidad nuestras bombas esparcirán fragmentos explosivos –hasta un total de 6– que harán de las bombas proyectiles devastadores para los enemigos.

Por último, la alquimia no relativa a las bombas también nos puede ser de gran ayuda, cómo no, así que las pociones y los extractos también deben estar en nuestra lista de objetos acumulados y listos para usar durante la batalla para ayudarnos a salir airosos.

En lo que respecta a las pociones, cualquiera que nos haga recuperar vitalidad será muy útil, pero lo que debemos llevar imperativamente encima es el extracto de gallotriz, ya que nos permite usar todas las creaciones de alquimia una vez más. Sin duda, una gran ventaja en la batalla.

La configuración Bombardero es obviamente muy útil en el combate a distancia, así que es más acorde a niveles intermedios de dificultad intermedios de The Witcher 3 puesto que no tendremos que acercarnos tanto a nuestros enemigos para acabar con ellos.

La única pega que tiene este arquetipo es que tendremos que pasar mucho tiempo recolectando los ingredientes necesarios para la cantidad de bombas que necesitaremos, pero al fin y al cabo, estamos configurando a Geralt como un bombardero.

Archivado en CD Projekt RED, Consejos, Juegos, The Witcher 3: Wild Hunt, Tutorial
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion