Destiny: cómo superar el desafío de Oryx en la raid

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Destiny desafío Oryx

Desde el reinicio semanal ya está disponible el tercer desafío de la raid en Destiny, tanto en modo fácil como en modo difícil, y superarlo nos reporta recompensas demasiado interesantes como para dejarlas pasar. Con el modo difícil de la raid el techo de nivel subió de 310 a 320, aunque ese modo difícil tiene su aquel a la hora de superarlo, en especial si hablamos de derrotar a Oryx teniendo nuestro personaje a un nivel flojo, es decir, a menos de 315 puntos de luz.

Después del desafío del Sacerdote, y del desafío del Ogro, esta vez tendremos que derrotar al mismísimo Oryx con una mecánica específica si queremos completar el desafío. Para superarlo, tenemos que detonar 16 orbes de luz al mismo tiempo. Esto quiere decir que tenemos que derrotar a Oryx en 4 rondas, matar 3 Ecos de Oryx, y prácticamente, que no muera ningún jugador en el intento, dadas las circunstancias.

Hay muchas estrategias diferentes para derrotar a Oryx, y para esta parte es de vital importancia que todos los miembros de la escuadra estén coordinados a la perfección para que salga bien. Nosotros os damos la estrategia que seguimos para lograr tumbar a Oryx y completar el desafío, aunque no olvidéis probar cosas diferentes si no estáis cómodos en alguna posición. Al fin y al cabo, depende de vuestro estilo de juego, vuestro equipo, y la escuadra con la que vayáis.

  • Primer paso: preparación. Para empezar, nos asignaremos cada uno un tótem, al que nos tendremos que subir para formar las plataformas. En lugar de tener a 4 personas diferentes subidas a los tótem, dejaremos el tótem sobre el que aparece la reliquia vacío, para que esa última persona pueda librar. Esa persona subirá junto a otra más a los pilares en los que estaban las Magas, y se dedicarán a disparar a los Ogros del resto de los jugadores con el Toque de Maldad para ayudar a que mueran. Un dato esencial es que una de las dos personas que esté en los pilares debe ser un Titán para colocar una cúpula de bendición de luz, que evitará que mueran mientras disparan con el Toque de Maldad. Como sólo habrá tres personas montadas en los tótem, en cada ronda tendrán que rotar para montarse en ellos, ya que Oryx suele cambiar su posición en cada ronda. Los dos jugadores encima del pilar se colocarán en el lado contrario del que se encuentre Oryx, para así tener mejor visión de los Ogros y los Caballeros.

  • Segundo paso: los Ogros. Una vez activemos la reliquia, y limpiemos a los enemigos poseídos que aparezcan, los dos jugadores “especiales” subirán al pilar y se prepararán para la guerra. Los otros jugadores, incluido el corredor, se colocarán delante de los tótem para subir cuando Oryx levante el brazo del tótem inicial. Entraremos según el turno correspondiente, y acto seguido tendremos que llevar el franco preparado para disparar al Ogro que aparecerá en el charco. Matar al Ogro no será complicado, pero lo importante llega cuando el Ogro muere, ya que tenemos que matar al Caballero que aparecerá en el lado opuesto de la pantalla en la que nos encontremos. Para el tótem que queda libre, serán los dos jugadores subidos al pilar los que matarán al Ogro y al Caballero, procurando entrar en la cúpula cuando Oryx dispare su primera ráfaga de bolas.

  • Tercer paso: aguantar en el centro. Cuando hayan caído todos los Ogros y los Caballeros estén, al menos, a punto de morir, el corredor de nuestro grupo ya debería tener la reliquia, y estar a punto de pegar al Caballero amarillo para quitarle el aura. Lo mejor en este caso es que el corredor sea un cazador, que va bastante más deprisa que sus compañeros Titanes y Hechiceros. Cuando el corredor tenga la reliquia y lo avise, los jugadores de los tótem se irán al centro y plantarán una cúpula para no morir. Pocos segundos después llegará el corredor con el aura, y todos debemos centrarnos en terminar de matar a los Caballeros (aunque ya debería estar muertos), y matar al amarillo antes de que Oryx abra el pecho. Realmente, no podemos dejar a ningún caballero suelto ya que se comerá el orbe y todo se irá al traste, y tampoco podemos dejar al amarillo vivo porque hará lo mismo, así que debemos procurar matar a los Caballeros conforme aparezcan. Con todos los Caballeros muertos, incluido el amarillo, sólo nos quedará disparar a Oryx en el pecho hasta que se eche hacia atrás, y después despejar toda la zona de enemigos hasta que se acabe la ronda.

  • Cuarto paso: los Ecos de Oryx. Como no hemos detonado ninguna bola, Oryx nos mandará directamente al Eco. Este debería ser sencillo de matar, ya que el único cambio que presenta es que está un poco más duro que en modo fácil. Debemos dispararle con la pesada que llevemos, y olvidarnos de usar el Toque de Maldad. Si alguno de los jugadores muere, la partida se pondrá muy cuesta arriba, así que es mejor no tentar a la suerte usando el Toque de Maldad o un lanzacohetes.

Una vez muerto el Eco de Oryx, tendremos que repetir el proceso cuatro veces, procurando siempre que los Ogros no se muevan del sitio en el que nacen, y matar a los Caballeros que aparecen en el lado contrario. En la última ronda, cuatro jugadores detonarán las bolas al mismo tiempo, y Oryx se quedará sin toda su vida de golpe. Por último, iremos al fondo de la sala, y le dispararemos al pecho para rematarlo. Básicamente, habréis podido comprobar que nuestra estrategia para matar a Oryx es la estrategia “normal”, sin subir todos los jugadores a los pilares del centro y dejar que los ogros se paseen hasta juntarse a cada lado. De esta forma, es bastante cómodo matar a todos los Ogros justo cuando nacen, y matar a los Caballeros que aparecen.

Cuando haya caído Oryx, nos dará como recompensa el último Fragmento Calcificado disponible (si hemos conseguido todos los anteriores, claro), un emblema especial, la nave de la raid Karve Agonarca, y un artefacto asegurado a 310 en modo normal, y a 320 en modo difícil, además de una pieza de armadura o un arma asegurada a 310 puntos de luz en modo normal, y a 320 puntos de luz en modo difícil. Todo esto aparecerá en un cofre justo delante de los pilares donde están las Magas, aunque Oryx también soltará sus recompensas habituales, que no están aseguradas como las anteriores. Suena muy complicado, pero si tenéis un nivel de luz decente, acabará cayendo tras unos cuantos intentos. ¡Ánimo!

Archivado en Activision, Bungie, Destiny, Guía, Multijugador
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion