El free-to-play, un modelo de negocio para gobernarlos a todos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El modelo de negocio marcado por la venta de un videojuego a un precio estipulado se está quedando desfasado. Muchos han sido los intentos de la industria para darle una evolución más que necesaria al modelo marcado para la comercialización de los productos de ocio interactivo. En Xombit Games vamos a repasar el nuevo rumbo que esta marcando la industria. Con vosotros el futuro de los videojuegos y la pesadilla de las grandes compañías, el free-to-play.

Título abanderado de los free-to-play

El F2P, siglas equivalentes a Free To Play, es un nuevo modelo de negocio que se está extendiendo a una velocidad de vértigo en el mundo de los videojuegos. La necesidad imperiosa de evolución marcada por el incontrolable incremento de costes de desarrollo y la viabilidad cada vez más discutible de mantener un modelo obsoleto, esta ayudando al auge del F2P.

La diversificación de plataformas y la gran cantidad de opciones dentro del mercado de los videojuegos están desembocando en el hecho de que un jugador no necesite hacer una inversión inicial de un precio estipulado para poder acceder a determinados videojuegos.

Título abanderado de los free-to-playDurante años el modelo de negocio ha sido siempre el mismo. Un jugador necesitaba pagar por un videojuego un precio establecido por la compañía para tener acceso a él. Pero cuando parece que las compañías no tenían suficiente con esos ingresos y nos han colocado nuevos pagos disfrazados de Online Pass, DLC o suscripciones Premium aparece esta nueva tendencia que tiene una filosofía totalmente opuesta.

El F2P nos permite acceder a los títulos sin tener que realizar ningún tipo de desembolso, es decir, podemos jugar a ellos de forma gratuita.

Muchos juegos del tipo online multijugador masivo que nacieron bajo el modelo de la suscripción mensual han evolucionado hasta este nuevo sistema y han conseguido mejorar sus negras expectativas iniciales.

¿Es el free-to-play el futuro de los videojuegos?

Aunque el auge de este modelo está siendo importante para la batalla de la actual generación ya llega tarde, será interesante ver como las grandes compañías como Microsoft, Sony o Nintendo tratan este tema en las generaciones que están por venir.

No creo que sea posible mantener el modelo de negocio actual durante mucho tiempo más, sobretodo si el F2P da el salto a títulos para un solo jugador y de calidad.

Título abanderado de los free-to-playNo es de extrañar que pocos días después de salir a la venta algún gran lanzamiento en el mundo de los videojuegos nos encontremos en los cajones de segunda mano de los comercios gran cantidad de unidades del título en cuestión, bien sea por el intento de usuario de amortizar lo más posible su dinero o por una decepción en su compra. El F2P acaba con este riesgo por parte del jugador. Al no realizar ningún desembolso inicial, si el título no cumple con las expectativas que el usuario tenía del juego su riesgo es nulo.

Esto implica que las compañías deberían esforzarse por dar productos de calidad a los jugadores y de mantener el interés en el título el mayor tiempo posible para que el jugador se sienta en la necesidad de más y acabe dando beneficios a la compañía.

Evidentemente las grandes potencias que actualmente controlan el mercado no están por la labor, la destrucción de su modelo de negocio y el éxito del F2P acabaría con sus cómodas vidas y les obligaría a adaptarse para sobrevivir.

Conclusiones

Un cambio difícil. Mientras unas pocas compañías apuestan por el F2P los grandes mantienen, no solo el echo de tener que hacer una inversión inicial, si no que quieren aumentar sus beneficios con pagos extras de los que los jugadores estamos cada vez más cansados.

El modelo actual y caduco terminará de caer por su propio peso cuando los jugadores digamos basta. La sociedad está evolucionando y la posibilidad de tener acceso a videojuegos de forma gratuita ya no es una utopía.

Solo hay que ver como los títulos AAA son los únicos capaces de amortizar su inversión. Podemos comprobar como grandes juegos tienen que bajar de precio a los pocos meses de salir a la venta porque los títulos se amontonan en los almacenes.

El free-to-play ha llegado para quedarse y cuanto antes lo asimilen las grandes compañías y se adapten, antes podremos todos cambiar el chip de la industria.

Tan solo es cuestión de tiempo que alguna gran compañía ofrezca títulos de calidad en esta modalidad, dando un golpe en la mesa, y entonces será cuando no exista vuelta atrás y los señores de las suscripciones Premium, dígase Activisión o EA, quedarán con el culo al aire.

Archivado en free-to-play, Free2play
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion