E3 2013: Microsoft, o cómo querer ser protagonista del E3 para bien o para mal

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Hay muchas veces en la que las ideas de los jugadores no tienen nada en común con lo que las grandes empresas de la industria del videojuego tienen en mente. Es por ese motivo por el que en más de una ocasión nos preguntamos ¿qué estás haciendo… (insertar la compañía que queráis, todas valen)? Al margen de las conclusiones que se puedan sacar del E3, hoy me pregunto cuál es el objetivo de Microsoft cuando nos recomienda por activa y por pasiva comprarnos una Xbox 360 si no tenemos Internet.

Microsoft Don Mattrick

Antes de que de rienda suelta a mi indignación voy a poneros en contexto. Ayer, durante una entrevista, el presidente de Microsoft Interactive Entertainment, Don Matrick, respondió a todos los aquellos que criticaban la conexión obligatoria a Internet de la nueva Xbox One:

Tenemos un producto para los jugadores que no tienen ningún tipo de conexión; se llama Xbox 360. Si tienes nula conexión a Internet, Xbox 360 es un dispositivo offline.

Por si solas, estas declaraciones son suficientes para avivar las críticas, pero hoy ha salido a la palestra Phil Spencer, director de Microsoft Games Studios, para intentar aclarar las cosas, advirtiendo que una conexión móvil (smartphone o tablet) sería suficiente para activar Xbox One cada 24 horas. Pese a la buena intención, no ha podido evitar volver a lanzar la pierda:

Son kilobytes, no megabytes. Puedes ajustar también la consola para usar lo mínimo posible cuando está en reposo. […] si no tienes la posibilidad de conectarte a Internet, Xbox One no es una consola para ti.

No entiendo como una compañía que lanza una nueva consola al mercado y que pretende que sea un dispositivo utilizado por millones de personas, no tiene el menor reparo en recomendar la compra de su anterior consola y desaconsejar la compra de su próxima consola.

Además, fuera del contexto de la conexión a Internet, estaríamos hablando de una imposición de la misma compañía que nos pretende vender su producto. Los accesorios, complementos y servicios añadidos a las consolas nunca deberían ser obligatorios para disfrutar de una experiencia completa.

Hace años, una consola solo servía para jugar -of course-. En la actualidad, ya sea por innovación o por necesidad, los tres fabricantes se empeñan en ofrecernos un montón de servicios y complementos para aumentar la experiencia de sus dispositivos. Me parece genial, pero cuando algo deja de ser una opción para convertirse en una imposición, los jugadores perdemos, cada vez más, nuestros derechos. Es por ese motivo que no entiendo la posición de Microsoft con el tema de la segunda mano o la conexión permanente, o la de Sony haciendo obligatorio pagar para jugar online.

Xbox One Kinect

En realidad si podría entenderlo, pero solo desde un punto de vista pesimista: somos ovejas y ellos quieren ser nuestros pastores, hacernos pasar por el aro y que se lo agradezcamos.

Normalmente me quejaría y acabaría comprando (como buena oveja), pero no pienso comprar la Xbox One, no solo por el tema de la conexión permanente, si no por las malas formas de los jefes de Microsoft a la hora de tratar un tema tan espinoso y por no pensar en mi como jugador.

Esta es mi opinión, pero ¿y la vuestra? ¿estoy exagerando o realmente os parece la situación tan indignante como a mí?

Archivado en Conexión obligatoria internet, Don Mattrick, E3 2013, Microsoft, Phil Spencer
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion