Algunas técnicas para evitar enfados mientras jugamos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Cualquier gamer se sentirá identificado con mi opinión y leerá con detenimiento este artículo, si por el contrario has llegado hasta aquí buscando una solución a tus problemas te animo a que te quedes porqué esta vez intentaré ayudarte con algunos consejos que más de una vez me han librado de más de un momento de tensión. Si tienes algún problema que no hayamos tratado en el articulo siempre puedes utilizar los comentarios y te responderé con la mayor brevedad posible.

El que no haya tenido ganas de romper el mando o el teclado contra la pantalla en algún momento de su vida que tire la primera piedra. Todo aquel que haya jugado bastante habrá sentido, en ocasiones, una gran rabia cuando las cosas no le estaban saliendo bien por cualquier motivo (un enemigo que se resiste, un cuelgue inesperado, un bug que nos hace volver a empezar, etc.) y si sueles jugar online esta rabia todavía se intensifica por problemas de conexión, insultos del equipo contrario, jugadas inesperadas, más habilidades por parte del rival, etc.

Futbolista enfadado

Es normal, no te sientas solo si crees que solo tú te enfadas cuando estás intentado disfrutar de un juego, hay determinadas ocasiones en las que te sientas a jugar y al final todavía sales peor parado, acumulando una gran cantidad de rabia y estrés por culpa de un mísero juego.

Por norma general estos enfados reflejan nuestro verdadero carácter aunque he visto verdaderas transformaciones en gente que dista mucho de la realidad. Para ayudarte a controlar los enfados me gustaría darte algunos consejos que a mi me han ayudado bastante.

Pensar las cosas

  • Respirar. Cuando te enfadas tu cuerpo se tensa, realiza un par de respiraciones profundas y la tensión disminuirá.

  • Entender. Debemos de analizar la situación, si el problema se debe a un fallo con la conexión puedes probar a revisar tu casa en busca de gente que está conectada e intentar que se desconecten para dejarte jugar y sino tendrás que resignarte y admitir que vas a tener problemas.

  • Explicar. Habla de forma respetuosa y explica tu situación, tus amigos te ayudarán a tranquilizarte y te darán algunos consejos para que no vuelva a pasarte.

  • Reconocer. La vida no siempre es justa, aprende a entender que las cosas no siempre salen bien. Si nos han matado porqué somos peores solo hay que reconocer que esto ha sido así y nada más, intenta mejorar y puede que algún día seas un verdadero maestro. Es solo un juego.

Cambiar

  • Rechazar el juego. Si hay un juego que te vuelva especialmente violento deberás de abandonarlo, o cambias tu actitud o un videojuego puede traerte muchos más problemas de los que piensas. He visto a mucha gente romper algunos objetos por una mísera muerte en Black Ops 2.

  • Sal a dar un paseo. Levántate y ve a dar una vuelta, un poco de aire fresco te sentará bien y quizás cuando vuelvas a sentarte delante de la pantalla cambies tu punto de vista.

Estos pequeños consejos son más que suficientes para ayudar a controlar nuestra ira aunque algunos desarrolladores están trabajando en algún aparato que nos ayude a controlar nuestra ira en los videojuegos, esta gente acepta que es un verdadero problema e intentará reducirla con algunos cambios interesantes.

Este pequeño dispositivo controlará nuestras constantes vitales y reducirá la dificultad del juego (cambiando el nivel de dificultad, dándonos vidas extra, matando a nuestros enemigos, etc.) para que nuestra ansiedad baje al momento. No creo que sea necesario en la mayoría de los casos pero en el futuro podría ser una buena opción a tener en cuenta.

En muchos casos esta ira tiene mucho que ver con la adicción a los videojuegos, un problema que ya forma parte de la sociedad moderna.

Archivado en Consejos, Control, Crítica, Multijugador, Online
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • […] Te animo a disfrutar del juego y te deseo suerte en los combates para conseguir todos los trofeos que hay disponibles en el juego, es bastante complicado pero no desesperes. Cuando juegas con amigos puede que te enfades si pierdes pero aquí te dejamos algunos consejos para controlar tus enfados. […]

  • Jadeth dice:

    Tu artículo está bien pero estás hablando desde el supuesto de que la persona con un problema así lo ha reconocido…. lo malo viene cuando no se reconoce….y yo vivo con alguien que es incapaz de darse cuenta de que se está amargando la vida y nos la está amargando a los que convivimos con el!

    Me ha hecho gracia eso de “El que no haya tenido ganas de romper el mando o el teclado contra la pantalla en algún momento de su vida que tire la primera piedra.” porque yo la tiro ya, llevo muuuuuchos años jugando y nunca me ha poseído lo que yo llamo “el grinch de la ira” y he jugado también on-line donde es muy fácil para un “rager” perderse en su odio y nunca se me han llevado los demonios, como le pasa a la persona de la que he hablado antes y a muchisimos gamers! Gente así lo que tiene que hacer es arrancar el problema de raíz: sí el juego te transforma, no juegues por un tiempo y ve al psicólogo a tratarte pero basta de que los demás tengamos que vivir amargados por tener a un “rager” en nuestras vidas!!!

    • Carlos Rey dice:

      Que den ganas de romper el mando alguna vez no significa que lo hagamos, evidentemente, ni que estemos amargando la vida a nadie. Hay puntos y puntos, supongo que tu hablas de un caso extremo el cual no he vivido.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion