Hazte con las cartas de Hearthstone La maldición de Naxxramas: Arrabal de la peste

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Últimamente nuestra fiebre de Hearthstone ha aumentado considerablemente ya que, entre otras cosas, su lanzamiento para Android y posterior tutorial para instalarlo en cualquier smartphone ha provocado que muchos de nosotros ahora podamos jugarlo en cualquier sitio.

cartas hearthstone naxxramas arrabal de la peste

Hoy vamos a seguir con el Arrabal de la Peste, el segundo nivel de La maldición de Naxxramas. Un nivel algo más exigente que el anterior pero que, con nuestros consejos y las guías para dominar a los distintos heroes, no tendréis problemas para superar.

Noth el Pesteador

Este jefe tiene 30 puntos de salud, un poder pasivo que invoca un esqueleto 1PD/1PS cada vez que uno de nuestros esbirros muere y su carta más peligrosa es Peste (destruye a todos los esbirros que no sean esqueletos). Ante ese poder y la carta Peste, la mejor estrategia para acabar con Noth es quitar de nuestro mazo los esbirros débiles y añadir cartas para limpiar la mesa en los primeros turnos y esbirros y hechizos poderosos para la fase más tardía de la partida. Si superáis los primeros turnos sin que Noth pueda crear casi ningún esqueleto la partida ya será vuestra.

Cuando acabéis con Noth el Pesteador obtendréis dos cartas de Gárgola piel de piedra (1PD/4PS – Al principio de tu turno restaura toda la salud de este esbirro)

Heigan el Impuro

Este jefe tiene 30 puntos de salud y su poder (a cambio de un cristal) consiste en realizar 2PD al esbirro que este a la izquierda de nuestra mesa. No se trata de un jefe excesivamente difícil si añadimos a nuestra baraja cartas con un último aliento que invoquen a otros esbirros o cartas con regeneración de salud como Gárgola piel de piedra (conseguida al derrotar a Noth el Pesteador). Al colocar estas cartas a la izquierda del tablero, cuando Heigan use su poder no os afectará demasiado. Con una baraja de control, y vigilando que ningún esbirro suyo se haga muy poderoso, tendréis la victoria asegurada.

Cuando acabéis con Heigan el Impuro obtendréis dos cartas de Necrófago inestable (1PD/3PS – Provocar. Último aliento: Inflige 1PD a todos los esbirros)

Loatheb

Este jefe tiene 75 puntos de daño y su poder Aura Necrótica provoca 3PD a nuestro héroe a cambio de 2 cristales, así que podemos decir que nos encontramos ante el primer jefe complicado de Naxxramas. Además, Loatheb usa varios esbirros con provocar y buenas estadísticas de daño y vida con lo cual tendréis que agarraros a su punto débil, la carta Espora con 0PD/1PS que como último aliento nos proporciona +8 de daño permanente a todos nuestros esbirros.

Cada vez que Loatheb use Flor de la muerte (5PD a un esbirro e invoca una espora) o Ráfaga de esporas (1PD a todos los esbirros e invoca una espora), será el momento de destruirla a principio de vuestro turno para quitarle muchos puntos de vida al héroe. Para simplificar la tarea a mi me funcionaron muy bien barajas agresivas de chaman y de paladín, ya que facilitan el tener un buen numero de esbirros para aprovecharos del +8 de la espora. Esto combinado con alguna carta de curación debería ser suficiente para derrotar a jefe final del Arrabal de la peste.

Cuando acabéis con Loatheb obtendréis dos cartas de Eructador de lodo (3PD/5PD – Provocar. Último aliento: Invoca una babosa 1/2 con Provocar)


Una vez derrotado Loatheb conseguiremos su carta legendaria (5PD/5PS – Grito de batalla: los hechizos enemigos cuestan 5 cristales más el próximo turno) y el acceso a los desafíos de clase y el modo heroico del arrabal de la peste, de los cuales os hablaremos el próximo día. Esperamos que estos consejos os hayan sido de ayuda y si habéis superado a estos jefes con otra estrategia no dudéis en compartirla.

Archivado en Blizzard, Guía, HearthStone: Heroes of Warcraft, La maldición de Naxxramas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion