Rust, descubre cómo plantear tus asaltos para que sean efectivos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Asalto rust

Ya son varias las ocasiones en las que en Xombit Games os hemos hablado de Rust. Os hemos enseñado unos consejos básicos para sobrevivir en el juego y cómo defender vuestra base de posibles asaltos. Ahora es el momento de pasar a la ofensiva y vengarnos de quien ha podido molestarnos, toca atacar.

Al igual que cuando os enseñé a defender vuestra casa, voy a agrupar de forma esquemática todos los consejos que se me han ocurrido para asaltar bases enemigas. Tengo que recordar que están son mis bases cogidas en experiencia propia, por lo que si vosotros tenéis otro sistema para atacar puede ser igual de válido.

  • C4 hasta arriba. Este punto es increíblemente obvio y claro, pero mucha gente, y sobre todo los novatos, no conocen esto. Para llevar a cabo con éxito cualquier asalto, necesitarás en el 90% de los casos un C4 como mínimo, dependiendo de la seguridad que haya decidido poner nuestro objetivo. Que sea tan importante es porque las puertas blindadas requieren de estos explosivos para poder reventarlas y entrar en la casa, y si no os queréis tirar la vida, con las de chapa también. En lo personal, llevar siempre un par con vosotros, aunque cuanto más, mejor.

  • Si hay puertas de madera, a escopetazo limpio. No hay mucho más que añadir, si hay algún incauto que ha decidido hacer alguna puerta de su casa de madera, con la escopeta se rompen relativamente rápido. De hecho, no hace falta que sea ni la buena, con la casera es más que suficiente.

  • Si no puedes romper, construye. Esto es una de las cosas más divertidas de los asaltos de Rust. Si vuestro objetivo se ha reforzado de forma muy buena por abajo, siempre es buena idea echar un vistazo a los tejados de su casa. Esto lo conseguiremos haciendo una torre vertical de 1×3, es decir, ponemos tres suelos de madera, y en el tercero una escalera que mire hacia atrás. Si repetimos el proceso podemos hacer una torre lo alto que queramos, dejándonos posicionarnos arriba de la casa de nuestro objetivo.

  • Valora bien que puerta rompes. Esto quizá sea lo más complicado de los asaltos, pues más de una vez he perdido el tiempo y recursos en romper una puerta que luego no conducía a ningún lado. Tenéis que pensar bien si hacían donde estáis yendo puede haber algo o no, pues muchas veces se ponen puertas falsas o a baúles vacíos.

  • Si se resisten, minas por doquier. Si se da el caso de que los respectivos dueños de la casa que estáis asaltando están en casa y no quieren salir, lo más efectivo es dejarles un par de minas justo en la puerta de su casa. Después sólo tenéis que esconderos para que crean que os habéis ido, y una vez salgan… adiós propietario. La gracia de esto es que no les da el tiempo necesario a cerrar la puerta, por lo que podéis entrar tranquilamente si os dais prisa.

Estos son los consejos que os puedo dar para hacer saltos en Rust. Esta es sin duda la faceta más divertida de este juego, y os puedo asegurar que si lo hacéis con amigos vais a reíros hasta morir con las situaciones que saldrán a cada momento.

Archivado en Consejos Avanzados, Consejos básicos, Guía, rust
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion