Las Mejores Sagas: Final Fantasy (III)

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Una semana más seguimos avanzando por el maravilloso y vasto universo de Final Fantasy, hoy continuamos el recorrido por los diferentes juegos principales de la saga y trataremos los peores trabajos asociados al nombre de tal popular saga. También trataremos el bajón de la saga tras tocar techo en la época de PlayStation y que ahora mismo pasa por uno de sus peores momentos de popularidad.

Logo del juego

Final Fantasy toca techo

Squall y RinoaDespués de que Final Fantasy VII marcara época la legión de fans esperaba con ansias Final Fantasy VIII. Y Square no defraudó, Final Fantasy VIII quizás no sólo igualó a Final Fantasy VII, sino que puede considerarse que lo superó. Esta vez la historia de amor encandiló a millones de personas envuelta de una compleja trama de viajes en el tiempo, paradojas y agujeros temporales que, aunque flaqueara más de una vez y tuviera algunas lagunas, estaba bastante lograda. En general Final Fantasy VIII era más grande, épico y espectacular.

Entonces vino Final Fantasy IX, y muchos anticipaban un juego aún mejor, pero Square puso el listón muy alto y este se quedó a medio camino. Final Fantasy IX fue una vuelta al estilo de fantasía medieval de sus antecesores de NES y SNES lo cual fue muy bien recibido por muchos fans. Por desgracia la historia y personajes dieron un bajón, si bien es cierto que el juego tiene su carisma y que en el tema jugable su sistema de combate estaba muy cuidado. Pero para mucha gente Final Fantasy IX fue un punto de inflexión: la saga jamás volvería a la calidad de sus entregas de PlayStation.

Todo lo que sube…

PlayStation 2 prometía ofrecer personajes capaces de expresar sentimientos de forma totalmente realista. Por supuesto una exageración típica de marketing, pero Square lo utilizó como principal evolución de su saga: ahora los personajes eran capaces de mostrar sentimientos de amor, dolor o risa en sus rostros y Final Fantasy X fue el primero en demostrarlo.

Tidus y YunaLejos quedaban los escenarios estáticos y los personajes formados por unos pocos polígonos, en este juego estaban realmente detallados y las escenas contaban con varios movimientos de cámara.

Visualmente la saga dio un salto, pero de poco sirven estas mejoras si tu historia no conecta con la gente. Sinceramente Final Fantasy X me dejó frío. Es verdad que el juego tenía sus momentos, pero en general nunca consiguió cautivarme. Por supuesto los valores de producción y de calidad de Square estaban mayormente ahí, resultando en un muy buen juego, pero era una nueva muestra de que Square ya no conseguía dar con la tecla exacta.

Después llegó la aventura online de Final Fantasy XI, que bien podría tener un artículo para si solo pero que, sin embargo, dejaremos para otro día al ser considerablemente diferente a los demás capítulos. Y llegamos a Final Fantasy XII, el juego que parecía que iba a evolucionar la saga a manos de Yatsumi Matusno, director de Vagrant Story y Final Fantasy Tactics -si habéis jugado a estos juegos entenderéis porque el juego estaba en muy buenas manos-.

Batalla del juegoMatsuno era conocido por sus complejas e intrincadas tramas con muchos tintes políticos y Final Fantasy XII no iba a ser menos. Por desgracia parece ser que el juego se estaba alejando demasiado de los parámetros establecidos de la saga y Square Enix (en esta época ambas compañías ya se habían fusionado) impuso cambios. El desarrollo se complicó aún más cuando Matsuno abandonó la compañía. El resultado: un gran juego con algunos altibajos, es una pena porque este pudo haber supuesto el cambio de sangre que la saga necesitaba.

Siempre se puede ir a peor

Escena del juego Final Fantasy XIII fue anunciado en 2006 y hasta finales de 2010 no fue lanzado en Japón. Casi cinco años de desarrollo y un presupuesto enorme sólo sirvió para crear una gran decepción. El juego fue severamente criticado por los fans por ser tan lineal, sin ciudades y poco variado entre otras cosas. Básicamente Final Fantasy perdió su identidad con este juego y aunque Final Fantasy XIII-2 resolvió muchos de los problemas de su antecesor, el público lo ha castigado con ventas mediocres.

Ahora Square Enix tiene que buscar las razones de la pérdida de popularidad de la saga. Tal vez crear historias más maduras para la gente que creció con sus juegos podría ser un buen paso. Sin duda es un momento difícil donde los shooters están de moda y los juegos de rol japoneses en declive mientras los occidentales en auge, pero dentro de la compañía hay gente con mucho talento que puede dar la vuelta a la situación.

Ovejas negras

Esas piezas de entretenimiento que jamás merecieron llevar las palabras Final Fantasy en sus nombres.

  • Final Fantasy: La fuerza interior.

También conocido como Final Fantasy: La mierda interior, no es un juego, pero merece un puesto de honor por ser tan horrible. La película provocó perdidas millonarias a Square, la marcha de Hironobu Sakaguchi, creador de la saga y director de este desastre, y la destrucción de neuronas de todo aquel que la viera.

Personajes con menos personalidad que un trozo de roca, un argumento de risa, sin ritmo y carente de emoción. Dos guionistas fueron los principales causantes de esta debacle, aunque se entiende sabiendo que, años después, uno de ellos destrozó la obra de Isaac Asimov con el guion de Yo, Robot.

  • Final Fantasy X-2

Si coges Sailormoon y lo combinas con las películas de Los Ángeles de Charlie solo obtendrías una parte del desastre que fue este juego. Un argumento ridículo y sin sentido, la estética del juego, los aburridos mini juegos, etc., realmente la lista sería muy larga. Una pena porque en el tema de jugabilidad es un buen juego pero realmente me sorprende que pudiera terminarlo.

  • Final Fantasy XIV

Final Fantasy XI fue un gran éxito y gran fuente de ingresos para la compañía durante años. Final Fantasy XIV venía a ser el substituto de ese juego. Por desgracia cuando fue lanzado la gente se encontró con una obra que aun estaba a medio terminar. Para entender la magnitud de la errada de Square Enix solo hay que ver un par de datos: fue gratis durante más de un año (al principio era de pago) y en unos meses saldrá la versión 2.0, la cual convierte a Final Fantasy XIV en un juego nuevo desarrollado desde cero. Sobra decir que el juego provocó numerosas pérdidas a Square Enix.

Esto es todo por hoy, la semana siguiente acabaremos con una entrega dedicada a curiosidades y secretos de la saga. Hasta la semana que viene y no os olvidéis de comentar.

Xombit Games | Las Mejores Sagas: Final Fantasy (I)

Xombit Games | Las Mejores Sagas: Final Fantasy (II)

Archivado en Final Fantasy, Final Fantasy XIII, Mejores Sagas, PlayStation, Square Enix, SquareEnix
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion