Impresiones de Asassin’s Creed Syndicate tras probarlo en la Gamescom 2015

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Portada

El concepto de redención siempre ha estado presente en la saga Assassin’s Creed. Naces, te ocurre alguna tragedia (¡Ezio!), y te encuentras con los Asesinos, que te dan una oportunidad para demostrar que “Nada es verdad, todo está permitido”. Quizá sea ponerse demasiado dramáticos, pero la cuestión es que Ubisoft es consciente de sus pecados (¿verdad, Unity?) y quiere enmendarlo de la mejor manera posible; ofreciéndonos este Assassin’s Creed Syndicate, que a pesar de recordar un poco más de la cuenta al anterior título de la saga, deja unas sensaciones bastante buenas.

Puñetazos, cuchillos, ganchos mágicos que te elevan a una velocidad de vértigo hasta los tejados de los edificios… La teoría la sabemos, la vimos en su presentación oficial y en un gameplay mostrando nuevas características, pero lo interesante del gameplay que hemos podido jugar en la Gamescom 2015 es que la protagonista es Evie Frye, una mujer de armas tomar a la que seguramente Élise de la Serre estará mirando con cierto recelo por todo lo que ella pudo haber sido y no fue. Pelillos a la mar, tenemos a una auténtica guerrera como Evie que no tiene nada que envidiar a su hermano Jacob.

Evie es una Asesina con grandes dotes para el sigilo, y que utiliza su cuerpo como arma principal para el combate. No me malinterpretéis. Ubisoft, a pesar de sus meteduras de pata al comentar la decisión final de no poner féminas jugables en juegos anteriores, no ha sido una compañía que haya hecho alarde flagrante de hiper sexualizar a sus mujeres sólo porque pueden hacerlo. En este caso, Evie utiliza la ventaja que le da su complexión reducida para golpear a los enemigos a una velocidad pasmosa, que ya le gustaría al fortachón de Jacob alcanzar. Es una Asesina increíblemente ágil, y esto será clave cuando juguemos con ella para movernos por las calles y tejados de Londres.

Assassin's Creed Syndicate Evie

Hablando de Londres, la ciudad luce igual de cuidada, históricamente hablando (y a pesar del gazapo de poner el logo de British Railways, que fue fundada en 1949), que las urbes de ediciones anteriores de la saga. En el gameplay tenemos acceso a la Torre de Londres, y su acabado es bastante bueno a nivel de detalles de texturas. Pero no es cuestión de pensar que el juego es una bestia súper potente en cuanto a gráficos. El enfoque es el mismo que con Unity, conservador, sólo que en esta ocasión vemos exactamente lo que hay. Uno de los motivos por los que decimos que Ubisoft ha aprendido; el juego no ha presentado un tráiler espectacular que luego recibirá un downgrade de proporciones épicas. En este gameplay vemos que las mejoras de gráficos son modestas, pero al jugarlo los fps son muy estables y no hay bugs extraños por los que escandalizarse.

En la misión que pudimos jugar, Evie sospecha que el Sudario –uno de los fragmentos del Edén– está guardado en una cámara de la Torre de Londres, pero ésta está custodiada por la Guardia Real de la Reina Victoria. Una vez comenzamos la misión, vemos que la templaria Lucy Thorne tiene las mismas intenciones de hacerse con el sudario que Evie. Tendremos que asesinarla. Para realizar la misión podemos optar por diversos caminos, haciendo uso de nuestras habilidades como creamos conveniente. Assassin’s Creed cambió a mejor con la introducción de las misiones “caja negra” en Unity, y para muestra este gameplay. La estrategia la decidiremos nosotros, no el juego, así que la sensación de libertad es ciertamente atractiva en Syndicate.

Las armas de Evie son los puños, cuchillos, bombas y un bastón letal. Por supuesto, podemos emplear todas estas armas como creamos conveniente, pero merece mención especial el uso de los cuchillos, que han cobrado una dimensión harto importante en Syndicate. Son rápidos, sigilosos y altamente mortíferos. Y Evie sabe manejarlos a la perfección. Pero no es el único cambio en Syndicate, ya que Evie cuenta con una habilidad especial llamada “camaleón”, que nos permite mimetizarnos con el entorno para pasar por el escenario sin ser detectados por los enemigos que patrullan la zona. En resumen, las sensaciones al jugar con Evie son buenas, gracias en gran parte a las posibilidades que ofrece con su estilo de lucha, nada que ver con Jacob.

En definitiva, a Assassin’s Creed Syndicate le sienta muy bien la presencia de Evie Frye. Hasta el punto de acabar convenciendo y hacer que acabemos asintiendo con la cabeza después de jugar con ella, y eso que en su presentación oficial tenía ciertos toques que disparaban las cejas al cielo. Elementos como el parkour siguen estando presentes en la saga, a pesar de que ahora será mucho más sencillo movernos por los tejados sin ser vistos gracias al gancho, y por supuesto el sigilo sigue al pie del cañón a la hora de realizar misiones como la que probamos. En cuanto a su apartado gráfico, no hay una mejora notable, pero sí se puede apreciar en las expresiones faciales de los personajes y la iluminación de los escenarios, así como los reflejos.

Assassin’s Creed Syndicate estará disponible para PC, PS4 y Xbox One el próximo 23 de octubre en diferentes ediciones, incluidas las ediciones de coleccionista.

Archivado en Assassin’s Creed Syndicate, Gameplay, Juegos, Lanzamientos, Ubisoft
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion