Otro caso de machismo en la industria de los videojuegos con Life is Strange

Otro caso de machismo en la industria de los videojuegos con Life is Strange

COMPARTIR 0 TWITTEAR

La noticia, al igual que el tema, no es ninguna novedad. La industria de los videojuegos es machista sin ningún sentido, y precisamente, uno de los lanzamientos de la próxima semana para cerrar el mes de enero, Life is Strange, ha sufrido la presión de las editoras para cambiar el género de su personaje principal a masculino, según hemos podido saber gracias a la entrevista realizada por la web Videogamer al director creativo del juego.

Polémica

Vayamos punto por punto. La bomba ha explotado a raíz de las declaraciones de Jean-Maxime Moris, en las que comentó que Square Enix fue la única editora que no puso ningún problema al estudio con el juego que habían desarrollado, al contrario que el resto de editoras que se interesaron, que básicamente, presionaron para que DontNot cambiara a la protagonista femenina por un hombre si querían ver el videojuego publicado.

En medio del caos de la noticia que tantas ampollas ha levantado en la comunidad de videojuegos –notablemente en el sector del que formo parte, el femenino–, me he visto inmersa en una pugna por extrapolar los principios de la igualdad a la industria de los videojuegos, lo cual debería ser una máxima para los humanos, sin distinción de géneros, pero no lo es. Obvio.

Tras unos días de desconexión del tema, al fin me he visto capaz de escribir un artículo-opinión –disculpad por la licencia– en el que no sólo me gustaría remarcar lo absurdo de la noticia, sino dar también mi punto de vista al respecto sin ánimo de ofender a nadie, más bien con intención de arrojar luz al tema y abrir una línea de diálogo entre todos los interesados e interesadas.

Una de las cuestiones más importantes a tratar es la de contextualizar el machismo en el ámbito de los videojuegos, porque cuando digo que la industria de los videojuegos es machista, no me lo saco precisamente de la manga. Y es que existe la falsa creencia de que los hombres son el género predominante en esta industria del entretenimiento, cuando ya está demostrado que las mujeres representamos la mitad del público total de consumidores de videojuegos.

Con este dato encima de la mesa, ¿qué sentido tiene que una desarrolladora, editora o distribuidora presione para poner como estandarte de un juego a un hombre en todos los casos? Aún así, insisten. Insisten en que los juegos venden más si su protagonista es un hombre, porque –siguen insistiendo– los principales consumidores son hombres.

Toda esta presión fruto de un pensamiento obsoleto por parte de la propia industria nos ha dado como resultado personajes femeninos absurdamente sexualizados de atributos físicos imposibles con los que, personalmente, no siento ningún tipo de empatía ni vínculo después de acabar el videojuego, dado que trabaja más el aspecto físico del personaje a la personalidad del mismo, y esto es algo que está pasando factura a las compañías.

Pongamos las dos caras de la moneda como ejemplo. Por un lado tenemos a Élise, la compañera de armas de Arno Dorian en Assassin’s Creed Unity. Fuerte, inteligente, de gran personalidad y… relegada a un segundo plano en el juego. Con todo lo que prometía, terminó siendo compañera de cama del flamante protagonista y damisela en apuros la mayor parte del tiempo. Por otro lado tenemos a la increíble Lara Croft, que ha pasado por el taller digital para convertirse en un auténtico ejemplo a seguir. Una mujer real, de aspecto físico real, con pensamientos reales y con la que cualquiera podría sentirse identificado, independientemente de que sea una mujer. ¿Tan difícil es seguir la línea de Lara Croft?

Por supuesto, algunos me diréis que los protagonistas masculinos también son víctimas de mitificación y sexualización, a lo que yo os contesto que de hecho, tenéis razón. Pero los espejos en los que se pueden mirar los consumidores masculinos de videojuegos son mucho más numerosos que los que tenemos las mujeres que jugamos asiduamente, ya que por cada muchos protagonistas masculinos que salen al mercado, aparece sólo una mujer con un rol principal.

Pienso, y espero no estar equivocada, que no se trata de poner personajes femeninos protagonistas sólo por el ánimo de equilibrar la balanza –¡que también!–, sino que se trata de tener la libertad de realizar una idea original llevada a cabo por un equipo de personas sin tener la presión de las grandes editoras intentando modificar la idea principal del juego o el género del personaje principal para vender más, basándose, como ya he dicho, en creencias obsoletas.

Mientras tanto, absolutamente todos debemos plantearnos si este es el camino que queremos seguir en general y en la industria que nos concierne, puesto que con noticias así, al menos yo no puedo evitar hacer un facepalm pensando en lo absurdo y vergonzoso que puede llegar a ser el mundo de los videojuegos en ocasiones, teniendo en cuenta que de muchas editoras, la única que ha accedido a traernos el juego tal y como estaba pensado originalmente ha sido Square Enix. Así que como mujer y como gamer, gracias DontNot por no ceder a la presión, y gracias Square Enix por usar el sentido común.

Archivado en DontNod, Juegos, Lanzamientos, Life is Strange, Square Enix
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Pazy dice:

    Y pensar que en los tiempos que corre aún sigan pensando que somos minoría, y algunos creerán convencidos que no sabemos jugar al FIFA o juegos de shooter, que nuestro mayor logro es jugar al zombie contra plantas sin gritar de miedo. ¿En serio?. Pues desde mi lado del sector minoritario y casi sin voz gracias por el apoyo ante este sector tan machista sin intención de cambiar, un pequeño gesto hace mucho.

  • David Plaza dice:

    Me arriesgaré a dar mi opinión, aunque por mucho que me duela siempre que un hombre da una opinión sobre este tema suelen calificarlo de machista, opresor o algo peor.

    Lo primero que me gustaria comentar es que no creo que el publico femenino sea la mitad de las compras en esta industria. Ha crecido en estos años, y mucho, y me alegro por ello, pero sinceramente solo hay que mirar cuadros de estadisticas en visitas de videos de youtube o cosas por el estilo para darse cuenta de que aun hay una mayoria varonil entre los consumidores (y estoy hablando cosas que he visto con mis propios ojos, canales de 40.000 subcriptores sobre videojuegos que las visitas femeninas no llegan ni al 20%). Sea por X o por A, hay más hombres que mujeres jugando, y en verdad pues… es malo? A mi me da igual que solo jueguen chicos o que solo jugasen chicas, cada uno es libre y me importa un bledo cómo ande el porcentaje. Si hubiese un 99% de publico femenino yo seguiria jugando y me daria completamente igual.

    El segundo punto que quiero decir es que decir literalmente: “La industria de los videojuegos es machista” me parece algo erroneo y populista. Igual que tu puedes darme mil juegos en los que hay caso de machismo, yo puedo darte otros mil en los que no los hay. Hay peliculas machistas ¿es machista el cine?, hay series machistas ¿las series son machistas?… Y como eso, todo. ¿Los videojuegos son violentos? (estereotipo que SIEMPRE se les ha puesto estupidamente) no, hay ALGUNOS juegos violentos, pero los videojuegos no son violentos. Lo mismo podria decir del machismo.

    El tercer punto y último punto que querria hablar es lo que has comentado de los personajes sexualizados. ¿Todos tendrian que seguir la linea de Lara Croft? Por dios, no, menudo coñazo. Yo he jugado muchos, muchos, MUCHOS juegos en mi vida, he visto cantidad de personajes maravillosos y otros no tan buenos. He visto tias tetonas peleando, tios super musculados salvando el mundo y ey, he disfrutado en algunos casos pasandomelos. Uno de mis juegos favoritos tiene un personaje masculino que es guay, inteligente, fuerte, valiente, supermega chachi y coño, ¡me gusta! ¡Metal gear 3 no seria metal gear 3 sin que big boss no fuese el puto fucker del lugar!. No es el mismo tipo de sexualización, pero en fin, no todo se reduce a ponerle mas tetas y musculos (que los tiene). Y sí, he jugado juegos en los que los personajes son lo más humanamente posible y reales, y los he disfrutado como un niño.

    Lo que quiero decir es que los videojuegos son un arte, y como todos las artes del mundo son subjetivas y personales. Si yo quiero que mi prota sea una tia con tetas, pues que lo sea, es mi juego y a quien no le gusta que no mire. Me parece que hemos llegado a una dinamica que todo absolutamente es machista, y verdaderamente empieza a ser un problema.

    En este caso concreto (el de la noticia) sí, es una decisión rara y podrias decir que es algo machista. Pero mira, si fuese a la contraria que estaban haciendo un personaje masculino y la editora les ha dicho que pongan un personaje femenino porque van a vender más a mi… me daria muy igual. Me es competamente indiferente que sea un chico o chica a quien manejo, yo lo que quiero es jugar, que pongan a quien les salga de las narices.

    Y terminando ya este pequeño testamento, lo que realmente me fastidia es que esta tendencia enorme a catalogar injustamente a todo de machista me parece muy injusta. Cuantisimos articulos habré leido así: “Mahcismo en los vbideojuegos” y que poco se habla de los verdaderos buenos juegos que tienen personajes femeninos increibles (que parece que eso no le interesa a nadie) como The Boss o Elizabeth Dewitt.

    • Hay una cosa que tener en cuenta David, sí hay más hombres que mujeres jugando a los videojuegos, ¿cúal es la razón? ¿No será precisamente porque faltan juegos con mujeres protagonistas, y que no sean simplemente caramelos para las retinas de los hombres? Sinceramente, no lo veo mal, la sexualidad en sí no es mala, de hecho soy de esos que no le hace ascos lol, lo malo es que la balanza este tan desfavorecida. Esto es el pez que se muerde la cola. Los juegos están dirigidos a un público mayormente masculino, entonces no vende entre las mujeres, las distribuidoras ven las ventas y siguen haciendo juegos para hombres mientras se excusan en que no venden entre mujeres.

      (Al menos esto es cierto en el sector consola, en otros sectores se ve que cada vez más mujeres juegan, gracias a que los desarrolladores cada vez las tienen más en cuenta)

      Los videojuegos deberían incluir, no excluir, y es evidente que hay una buena parte de nuestra sociedad que se siente excluida en un buen sector de los videojuegos. Y esto es algo que se debe arreglar, de igual forma que cada vez el cine y la televisión están dando pasos para arreglarlo. Porque exactamente, sí, las series y el cine es también bastante machista aún hoy en día.

      Esto es lo que decía Shonda Rimes, creadora y guionista de series cómo “Anatomia de Grey”: Las cosas habrán mejorado cuando dejemos de hacer estas preguntas. Cuando no nos preguntemos si ha mejorado la presencia de las mujeres en la televisión o cuántas mujeres negras trabajan en el medio”.

      Creo que piensas que lo que se necesita es censurar juegos y hacer que todos a partir de ahora tengan cómo protagonistas a mujeres y que se dejen de hacer juegos cómo Dead or Alive. Se necesitan más mujeres creadoras, se necesitan más mujeres protagonistas que no sean simplemente un objeto sexual, o que tanto hombres y mujeres sean objetos sexuales, no hay nada malo en ello. Por eso cuando se pone trabas a desarrolladores que intentan incluir en vez de excluir, eso es machismo o sexismo, cómo prefieras. Aunque el dinero sea el mótivo, no deja de tener dicho efecto.

      Por cierto, para que veas cuanto camino queda por recorrer, te recomiendo que leas este artículo sobre el “Gamergate” y cómo de anclado está el machismo en este mundillo: http://elpais.com/elpais/2014/11/10/eps/1415631765_447852.html

      • Álvaro Bermúdez dice:

        Bastante de acuerdo con el artículo y con Edu. A mí me parece que en todo esto hay algo evidente: la falta de mujeres en puestos directivos y creativos.

        Yo no creo que actualmente este mundillo igual que otros sea muy machista. Pero sí hay un problema que viene de muy atrás y es el del acceso de mujeres a diferentes puestos de trabajo, en definitiva, el de una sociedad tradicionalmente machista, que por suerte ha cambiado, pero por desgracia necesita todavía más cambio. Porque, ¿cuántas mujeres dirigen proyectos en videojuegos? No digamos ya dirigir empresas.

        Dentro de todo esto vemos a veces más y a veces menos, cosas para echarse a llorar. Evidentemente a mí este caso me parece lamentable. No sabría si decir machista o directamente atajo de imbéciles, que por otra parte ser imbécil es inherente al machismo. Un atajo de imbéciles que dicen a un equipo que cambien el argumento de arriba a abajo para meter un personaje masculino porque lo otro no vende, cambiar una parte vital del o que hace al juego como es. De lo que hace al arte, arte.

        Por suerte Square Enix tenía otra opinión al respecto, quizás también otros y mejores estudios de mercado. Cada uno, claro está, hace lo que le sale de allí con su empresa, y puede no dar dinero a un proyecto por el motivo que sea, pero es uno de los peores motivos que he escuchado en mucho tiempo. Al final podemos tener otro caso The Interview, una película que iba a pasar desapercibida y que ahora todos veremos tarde o temprano.

        Lo dicho, una industria en la que creo que vamos a mejor pero en la que a pesar de todo sigue habiendo gente inútil, cerrada y estúpida.

  • […] Xbox 360, PS3, PS4 y PC, así que después de tratar la polémica surgida a su alrededor por la presión de las editoras para cambiar el género de la protagonista, ha llegado el momento de hablar de lo que veremos en el […]

  • Christian dice:

    Yo voy a ser mas escueto que mis compañeros. Lo que está claro es que habiendo protagonistas femeninas se añadiría variedad y me parece estupendo que la desarrolladora permaneciera firme en su idea.

    Lo que es necesario es que salgan buenas ideas independientemente del sexo del protagonista.

  • […] un botón, ya que fueron ellos los que apoyaron el desarrollo de la historia de Life is Strange sin cambiar a la protagonista por un personaje […]

  • […] Life is strange, videojuego que tiene por protagonistas a Maxine y Chloe; aunque el mundo de los videojuegos sigue siendo profundamente machista, pero hay bonitas excepciones. De hecho, Life is strange estuvo cerca de cambiar a su protagonista por un hombre. […]

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs