Consejos avanzados para dominar Metal Gear Solid V: The Phantom Pain

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Metal Gear Solid V

Ya os contamos 10 consejos básicos para iniciar nuestra aventura en Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, pero conforme vamos progresando por el juego, lo básico se queda corto, y más teniendo en cuenta lo heavy que son algunas misiones, así que para los más adelantados, hoy os traemos varios consejos más avanzados para conseguir dominar el juego de acción, sigilo e infiltración definitivo.

  • Destruir todos los equipos de comunicación. Como ya sabréis a estas alturas, cuando los enemigos nos detectan en Metal Gear Solid V, lo primero que harán será alertar a todos los compañeros y llamar para pedir refuerzos. Para solucionar este pequeño gran inconveniente, tendremos que dedicarnos a reventar todas las antenas que haya en la base del enemigo (normalmente una o dos), teniendo en cuenta que también tendremos que destruir el equipo de radio que haya dentro de la edificación. Es importante destruir todas las antenas y todas las radios, ya que si nos encargamos de una parte solamente, el enemigo podrá establecer contacto con el resto de bases.

  • Destruir todos los radares aéreos. Es importante destruir los equipos de comunicación, pero también lo es destruir los radares aéreos. Muchos de los campamentos enemigos disfrutan de uno, y para nosotros esto supone otro pequeño gran inconveniente; no podremos acceder a la extracción/aterrizaje en la zona. Para ponerle solución, tendremos que reventar el radar que haya en el campamento utilizando una carga de C4 o realmente cualquier arma que cause una explosión suficientemente grande. Una vez lo hagamos, veremos en nuestro iDroid puntos para el helicóptero bastante más cercanos, aunque también debemos tener en cuenta que podremos ser detectados inmediatamente si aterrizamos demasiado cerca.

  • Aprovechar el brazo biónico de Big Boss. Si todavía no conocéis las alucinantes ventajas del brazo de Big Boss, ¿a qué estáis esperando? Por motivos obvios, nos acompañará durante toda nuestra aventura, y también por motivos obvios, es mucho mejor que el miembro original del Venom Snake. Podemos mejorarlo para que tenga características tan útiles como noquear a los enemigos o golpear el suelo para hacer las veces de sonar. Además, en mejoras superiores, nos dará más segundos a cámara lenta y aumentará nuestra agilidad y resistencia entre otras cosas. Definitivamente, es una de las mejores inclusiones en Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, así que aseguraos de sacarle el máximo partido.

  • Utilizar las cajas para hacer viaje rápido. En Metal Gear Solid V: Ground Zeroes las cajas no estuvieron presentes, y son objetos que realmente se echan de menos. Además de lo divertido que supone caminar delante de las narices del enemigo y que éste se quede totalmente confundido durante unos segundos (¿huh?) antes de descubrir el pastel, siempre han servido como método infalible de transporte extra rápido. En The Phantom Pain están de vuelta, y para disfrutar de un viaje rápido, sólo tendremos que situarnos en el poste naranja que encontraremos en el campamento, recoger el papel de desplazamiento que encontraremos en él, y disfrutar del paseo. Siempre tenemos el helicóptero, pero la caja es totalmente old school y merece la pena probar este transporte alternativo.

  • Hacer todas las armas no letales. Como ya vimos en los consejos básicos para avanzar por el juego, es importante harto importante en Metal Gear Solid, y por suerte para nosotros todas nuestras armas pueden transformarse en objetos no letales de cara a enfrentamientos contra enemigos. Menos los lanzacohetes y granadas explosivos, por motivos obvios. Claramente la estrategia dependerá de nuestro modo de juego, pero no olvidéis que todos los rifles y pistolas pueden cargarse con balas no letales para dormir al enemigo o dejarle noqueado, con lo que no necesitaremos matar a todo lo que mueva.

  • Tomar drogas cuando sea necesario. Dicho así suena muy duro, pero sigue siendo una gran verdad (en Metal Gear Solid V). Tenemos disponible Pentazemin y Noctocyanin. Pentazemin es el antiguo Diazepam del juego, y sus efectos son calmantes, lo cual nos ayudará a mejorar ostensiblemente nuestra precisión al disparar, especialmente con rifles de francotirador. En el caso de Noctocyanin, sus efectos aumentan notablemente la percepción, y nos permitirá avistar tanto plantas como enemigos a nuestro alrededor. Por lo tanto, no dejéis de tomar drogas para ser aún más letales si cabe. Eso sí, tomad drogas sólo en Metal Gear Solid V, no en la vida real. En serio.

  • Usar métodos de evasión alternativos. Al igual que podemos hacer casi todas nuestras armas no letales, también podemos usar métodos de evasión alternativos con granadas que, literalmente, no explotan. De hecho, las granadas que no explotan son mucho mejores que las que lo hace. Tenemos granadas de sueño, aturdimiento y de humo, y todas ellas suponen crear una oportunidad de la nada para poder escapar el foco de atención de los soldados enemigos que nos hayan detectado. Además, a las granadas hay que sumar los señuelos, que distraerán incluso a los tanques (como los de la misión 8 para farmear PMB). Las opciones son variadas (tanto que podemos incluso utilizar los cambios climatológicos para escaquearnos), y lo mejor será no desaprovecharlas, porque son mucho más efectivas que escondernos detrás de una cobertura y disparar como locos.

No olvidéis que ya os hemos enseñado cómo encontrar el Easter Egg de Silent Hills P.T., cómo conseguir a Kojima para la Base Madre y cómo conseguir a DD, así que ya no hay excusa para no empezar a descubrir todos los secretos ocultos de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain.

Archivado en Guía, KONAMI, Metal Gear Solid V
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion