Videojuegos y cine: una historia de amor y odio, hoy Resident Evil

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Resident Evil, en pleno apogeo como videojuego, fue objeto de adaptación cinematográfica en 2002 bajo la batuta del irregular director de origen británico Paul W.S. Anderson. Película a lucimiento de Milla Jovovich y poco más, y que no aprovecha para nada la excelente atmósfera del videojuego creado por Capcom en 1996. Analizamos con detalle esta semana otra de las adaptaciones fallidas dentro de este mundo, al menos para el que estas palabras redacta. Y material había de sobra para evitarlo.

Resident Evil adaptacion

La película Horizonte Final (1997), dirigida también por Paul W.S. Anderson es, a mi juicio, una de las mejores películas de ciencia ficción de finales de la década de los noventa. Y también la considero personalmente una fuente de inspiración para la excelente saga de videojuegos Dead Space. Por tanto, que un director que sabe realizar películas de terror con una genial atmósfera haga una adaptación tan extraña (si la comparamos con la obra original) de un juego mítico como Resident Evil, es bastante raro.

Sólo en cierta forma es la saga hasta Code: Veronica al completo la posible fuente de inspiración del filme. Y digo posible, porque a excepción de los zombis y algún que otro elemento, en nada se parece la película a los videojuegos de Biohazard.

Los videojuegos

De la mente del genial Shinji Mikami nació en aquel ya lejano 1996 para la primera PlayStation con el logo de Capcom un título que mezclaba acción, resolución de puzles y terror a partes iguales. Aunque las características del concepto survival horror ya estaban sobre la mesa con algún título anterior como Alone in the Dark, era Resident Evil (Biohazard en tierras niponas), el título con el que empezábamos a nombrar a este género tan peculiar.

Con escenarios renderizados y cámaras fijas nuestro personaje se movía por los diferentes escenarios resolviendo puzles, averiguando historias y acribillando zombis con munición limitada. Nacía por tanto un estilo de juego imitado hasta la saciedad en los años siguientes por títulos como Silent Hill (con sus evidentes diferencias), Dino Crisis (también de Capcom), o Parasite Eve II (Squaresoft). Contó así mismo con un excelente remake lanzado en GameCube en 2002.

La acción nos situaba con dos protagonistas, Chris Redfield y Jill Valentine, atrapados en una mansión de estilo victoriana plagada de zombis. Para sobrevivir deben hacer uso de la poca munición que les brinda el entorno, además de resolver puzles para ir avanzando a la vez que descubren la conspiración de la corporación Umbrella que rodea a la aventura.

El juego deslumbró en una época donde los escenarios en 3D eran una relativa novedad y no pocos fuimos los que adquirimos una PlayStation sólo por este título. Era excelente en todos sus apartados, y si bien las cinemáticas todavía estaban generadas por ordenador, el estilo cinematográfico del juego era innegable.

Disfrutó de una excelente segunda parte lanzada dos años más tarde, en 1998. Superó en todo al original introduciendo además dos nuevos protagonistas emblemáticos en la saga (Leon S. Kennedy y Claire Redfield, hermana de Chris). El título hacía gala de todas las virtudes del primero, ampliando la acción a nuevos escenarios como la comisaría de Racoon City e introduciendo otros nuevos como los mismos exteriores de la ciudad. Las cinemáticas ya estaban generadas por ordenador y la mejora en los gráficos era notable. El título, que inicialmente se lanzó para PlayStation, luego fue versionado en multitud de sistemas.

Una muy continuista tercera parte saldría en 1999, compartiendo parte del escenario y recuperando a una de las protagonistas del primer juego, Jill.

Luego, los siguientes títulos, a excepción del excelente Resident Evil Code: Veronica, como todos sabemos, se pasaron gradualmente a la acción (en la serie numerada), con la posible excepción de Resident Evil Revelations. Por tanto, debido al lanzamiento de la película en 2002, consideraremos los citados como la fuente de inspiración de la película.

La película

Constantine Films adquirió los derechos de Resident Evil para su adaptación a la pantalla grande en 1997, tan sólo un año más tarde del lanzamiento del videojuego original. Está dirigida y escrita por el irregular Paul W.S. Anderson (Horizonte final), director entre otras de la horrible adaptación de Mortal Kombat, y protagonizada por su esposa, la actractiva Milla Jovovich (El Quinto Elemento, Juana de Arco).

Destacable es la música de la película, cuyos temas ambientales están repartidos entre la estructura más tradicional de Marco Beltrami y la estridencia de Marilyn Manson.

Llama muchísimo la atención que el grandísimo George A. Romero fuese contratado en primera instancia para desarrollar el guión y la historia de la película. Considerado por muchos como el mejor director de películas de zombis, y que tiene en su haber los mejores títulos del género como La noche de los Muertos Vivientes (1968) o El Amanecer de los Muertos (1978). Desconocemos cómo sería realmente el resultado, pero fue despedido por no resultar el guión demasiado atractivo.

Paul W.S. Anderson hizo pública su intención de que la película no tendría relación argumental con los videojuegos, ya que la trama de los mismos era muy simple, si bien a partir de la segunda parte algunas tramas de los personajes principales sí aparezcan.

Y de eso se trata, de una adaptación libre que ni está ambientada en una mansión, ni tiene espacios cerrados, compartiendo tan sólo con el juego en que se basa los zombis y algún elemento como los lickers (aquellos seres híbridos creados en laboratorio que eran tan comunes en Resident Evil 2 y que babeaban dando un asco tremendo). Dicha libertad se traduce en una película de acción con algún que otro elemento atractivo como el uso de la cámara lenta. No podemos considerar en ningún momento que estemos ante una buena película de acción.

Película Vs. Videojuego

Tal como hemos comentado en el prólogo, Paul W.S. Anderson sabe dirigir películas de terror en espacios cerrados. Horizonte final hace gala de un excelente ritmo narrativo en una nave espacial llena de incógnitas. La noticia de que el mismo director se iba a hacer cargo de la adaptación de Resident Evil a priori era buena con este historial. Pero nada más lejos de la realidad.

Resident Evil no mantiene el terror de saga de Capcom, ni su ambientación. Por no mantener no mantiene ni a sus protagonistas. Si al señor Anderson le parecía tan trivial el argumento de los videojuegos (que no lo es) podía haber realizado otra historia con zombis en una mansión que sí recordara de alguna forma a la aventura espacial de terror que había dirigido. Pero prefirió tirar más por la senda de lo comercial y realizar una película de acción y poco más.

Empezando por cambiar a la protagonista principal por un personaje que si bien Milla Jovovich ejecuta con solvencia, nada tiene que ver con los agentes de S.T.A.R.S. protagonistas de los videojuegos. Más tarde, en entregas cinematográficas posteriores, y tal vez para contentar de alguna forma a los fans, se han incluido tramas de los personajes clásicos, pero sin tener especial importancia.

Resident Evil pelicula 1

Opinión

Resident Evil, a mi juicio, no es una buena película, no tiene dosis de acción para funcionar bien en ese género. Ni tiene la esencia de los videojuegos siendo sólo un vehículo a lucimiento de una espectacular actriz.

Capcom debería darse cuenta de las barbaries que hacen con sus adaptaciones antes de dedicarse a vender derechos. Las películas de animación que sí tienen a los personajes principales como protagonistas, Resident Evil: Degeneration (2008) y Resident Evil Damnation (2012) son mejores adaptaciones y más fieles al estilo de los últimos juegos de la saga que las adaptaciones de Paul W.S. Anderson.

No hubiera sido muy difícil ambientar una película de terror con las dosis justas de acción en un solo escenario, y más cuando el director tenía la fórmula adecuada con un anterior título que sí lo conseguía. Supongo que la taquilla manda, y en esta película, viendo lo que han recaudado toda las entregas, esa premisa es una cruda realidad.

Según la Wikipedia, Resident Evil podría ser objeto de reboot, esperemos que así sea y consigan por fin ser fieles a esta gran saga de videojuegos.

¿Resident Evil es una buena adaptación? ¿Creéis que Capcom vende derechos para adaptaciones mediocres?

Archivado en Adaptación, Capcom, Cine, Game Cube, Milla Jojovich, Paul W.S. Anderson, PlayStation, Saga Resident Evil, Survival Horror, videojuegos y cine, Zombis
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion