Post E3: Microsoft y Nintendo, pieza por pieza, fueron cayendo, según JuanMi Guirado

COMPARTIR 0 TWITTEAR

En una sociedad en la que siempre debe haber un ganador, no pueden nada más que sucederse perdedores, seguidores y detractores a uno u otro bando. La industria del videojuego vivió la semana pasada sus mejores días, presentaciones por doquier y a porrillo de títulos y consola incluida. PS4, Xbox One y Wii U fueron las más beneficiadas, aunque PS3, PS Vita, 3DS y Xbox 360 también aportaron su granito de arena. Hoy os traigo mi humilde opinión con la que estoy seguro que levantaré ampollas.

Logos de las compañías

Antes del comienzo de la feria de este año, todo el equipo de Xombit Games debatimos de la posible compañía ganadora cuando finalizara la misma. Nadie se ponía de acuerdo en la redacción y decidimos expresar nuestras opiniones en base a lo que hemos vivido en la feria del E3 2013. Aunque muchas son las empresas de la industria que han presentado sus cartas sobre la mesa, únicamente tres de ellas han sido las protagonistas, por un motivo u otro, pero sobre todo por ser las que tienen sus consolas en el mercado mundial y las miradas no podían nada más que fijarse en cada paso que daban.

De pequeño yo solo conocía dos consolas de sobremesa a las que jugaba todo el mundo y a las que tenía mucho aprecio, por eso me las compró mi padre en su día. Fueron SEGA MegaDrive y Nintendo NES. Dos joyas de la tecnología entonces y que ahora sólo son vistas como unos cacharros cuyas especificaciones se leen en un ambiente que entremezcla carcajadas y pena. La tecnología cambia y se hace más accesible a la mayoría de la población y, aunque Microsoft haya hecho la misma jugada que Sony con PS3, seguirá teniendo público que acceda a ella aun por 500 pavos. La historia se vuelve a repetir, dos marcas y dos consolas copan el mercado. Mientras, Nintendo adelanta camino en solitario en una generación paralela, ¡como en Fringe!

Una batalla que no ha hecho nada más que comenzar y que abrirá frentes en todo tipo de aspectos. Que si el precio, que si la segunda mano, que si los discos duros, que si la memoria RAM, que si el procesador, que si, que si, que si… Y un sinvivir desde hoy hasta la próxima generación que, al ritmo que va la cosa, el año que viene se hablará de las carencias de ésta y de una posible sustituta.

La reina del desierto

El martes pasado a las 16:00 hora española, la compañía del fontanero italiano pensaron que por hacer su conferencia apartada del E3 de Los Ángeles tendrían una mayor expectación y atraerían muchas más miradas, pero no fue así. Nintendo sigue siendo la reina de un desierto abandonado, sin competencia, para bien o para mal, y que cada año que pasa tiene más detractores que seguidores. Es una pena llegar a pensar esto, ya que, en su día, fue la compañía más grande con las mejores dos consolas en el mercado, NES y SNES batiendo récords.

Escenario de Nintendo

Vale que sí han presentado cosas nuevas, muchos juegos de otras compañías ajenas a Nintendo, las llamadas third parties como Batman Arkham Origins, Watch Dogs, Assassin’s Creed IV o Splinter Cell Blacklist, pero lo que un usuario que se compra su consola, y ahora teniendo la novedad de Wii U en el mercado, [es para que hubieran antepuesto más exclusivas] para hacer crecer las ventas de su sobremesa como la espuma. No han pensado lo suficiente en quiénes les dan de comer cada día.

Al menos han anunciado algo que millones de usuarios llevaban esperando mucho tiempo, desde los últimos coletazos de Wii. Zelda volverá a posarse sobre la sobremesa de Nintendo, esta vez en Wii U y lo hará haciendo gala de un apartado gráfico superior. Al menos pueden sacar pecho ante otras compañías y otros apartados gráficos de otras consolas, ellos nunca sacarán Zelda o Mario en sus máquinas y no podrá saberse cómo correrían allí (qué remedio). Además, los de 3DS también tendrán su ración de Link. Un punto muy gordo a favor de Nintendo.

Y muchos Mario, Super Smash Bros. y Donkey Kong en Wii U y en 3DS se presentaron, más de lo mismo podrían pensar muchos, entre los que me incluyo, aunque dejaron lugar a una grata sorpresa. El proyecto de X es una apuesta de futuro para Nintendo que, después de la compra de su creadora, Monolith Soft este tipo de juegos de rol, RPG al más puro estilo Final Fantasy, nunca habría caído para consolas de los de Iwata. Una buena noticia para los jugones nintenderos que tienen que recurrir a PlayStation o al PC en estos últimos años para echar un vicio a un buen RPG-rol.

En un mar de dudas

Si Nintendo se sitúa en un desierto, desamparado y solo en un camino con un futuro bastante cierto y marcado, Microsoft está ahora mismo en un mar de dudas, situación que sólo ellos se han creado. Los usuarios no creen ya en la marca Xbox y durante esta feria pasada este sentimiento se ha acrecentado. Siendo la primera consola en cobrar por conectarte a jugar en línea ya tuvo en su día bastantes detractores. Además, esto se acrecentó con el manido tema de las tres luces rojas. Finalmente Microsoft puso solución y todos pudimos respirar tranquilos.

Escenario de Microsoft

Hace un par de semanas los de Redmond presentaron su nueva máquina, una caja negra que era capaz de mostrarnos la televisión en tiempo real y con la que podríamos interactuar con voz y gestos a través del nuevo Kinect, pero… ¿Eso no lo hace ya mi Smart TV? Esa conferencia fue un fiasco y en el E3 se notó que el tema de la televisión no interesaba en demasía al público asistente, así que lo obviaron ya que demasiado se habían centrado durante su anterior conferencia. Ahora traían una consola para jugar pero, ¿a qué coste?

Xbox One se ha convertido en este feria, en la odiada por muchos y amada por otros fanboys de toda la vida. Xbox One se ha transformado en la nueva PS3 que, en su día, salió a la venta de inicio por 600 euros y encontró en el mercado una respuesta deprimente, como era de esperar. 499 euros costará la nueva máquina de Microsoft, y se quedan tan panchos. Además de no poder usar los juegos de Xbox 360, de no poder utilizar juegos de segunda mano (ya se han echado atrás), de tener que estar conectado y verificar la cuenta cada 24 horas (en esto también dan marcha atrás) y un largo etcétera de tontería que no hacen más que acrecentar mi malestar y odio, Xbox One será la última opción de la próxima generación.

¿Juegos? Sí. Lo mejor de este apartado es que Metal Gear Solid V saldrá para esta consola. Kojima podría haberse hecho el harakiri en el escenario durante los 10 segundos que estuvo, pero pensó que lo mejor sería darle un voto de confianza a la consola. Sunset Overdrive, un nuevo juego de carreras, al más puro estilo Motorstorm. Killer Instinct para luchar contra Tekken, Soul Calibur y Street Fighter. Pero las mejores exclusivas que anunció Microsoft fueron World Of Tanks y, sin duda, Dead Rising 3, la franquicia mata-zombis por excelencia, y que se olvide la gente de The Walking Dead. Y como colofón final, un nuevo Halo, que por la pinta del anuncio tan misterioso, nos tendrán esperando hasta 2015 como mínimo.

Un nuevo titán se cierne sobre todos

El pasado 21 de febrero Sony hizo lo que mejor se le da, hypear a todo el mundo con la semi-presentación de su nueva máquina en aquella conferencia privada. Mantenernos en vilo era una de sus prioridades y por ello sólo anunció el nuevo DualShock 4, batuta por la que se regiría su nueva bestia negra. Tuvimos que esperar 16 eternos minutos hasta que comenzó la conferencia de Sony en este E3 y unos 40 minutos más hasta que nos presentaron su nueva máquina.

Escenario de Sony

Previo a la muestra inminente, Sony hizo gala de un gran abanico de títulos que se repartirían entre PS3 y PS Vita a lo largo de 2013 y 2014, grandes juegos como Killzone Mercenary, Grand Theft Auto V, Gran Turismo 6, Beyond: Two Souls o el recién estrenado y puesto por las nubes desde el primer día, The Last of Us, y no es para menos. Unos títulos, algunos exclusivos y otros third parties, que no harán nada más que acrecentar las ventas de PS3 tras su inminente rebaja de precio antes del lanzamiento oficial de PS4 en navidades.

Todos esperaban con rabiosa paciencia la presentación oficial y física de PS4, y se hizo esperar hasta las 3:50 de la madrugada, hora española, en la que pudimos ver una caja negra en dos tonalidades (brillo y mate) que sorprendió no por sus colores, sino por sus formas. Una caja, muy parecida a Xbox One y con los bordes inclinados, cual paralelogramo, se postraba ante nosotros para dejarnos boquiabiertos. Hubo caras de incredulidad y muchas otras de sorpresa y alegría. Sony había presentado un nuevo diseño, más minimalista y moderno. Una gozada para la vista.

Y vale que la televisión y la interacción entre PS4 y TV se hizo presente, cual conferencia pre-E3 de Microsoft, pero supieron de la poca acogida que tendría y tan sólo lo alargaron unos míseros 10 minutos, algo que los jugones, quienes venimos aquí a jugar y a disfrutar de videojuegos y no de la tele, agradecemos. PS4 es una consola que se forjó en los lugares más recónditos de Japón y que ha atraído con sus formas a millones de nuevos compradores y a otros tantos que pasarán de renovar su Xbox 360 para cambiar de aires.

Como le caracteriza a Sony, sus consolas tienen que brillar por sus exclusividades y PS4 no iba a ser menos. Killzone: Shadow Fall, Kingdom Hearts 3, Drive Club, inFAMOUS Second Son, Knack, The Order: 1886 y un apoyo incondicional a los juegos independientes. Y si a todo esto le sumas su precio de 399 euros (100 euros más barata que Xbox One), un online de pago obligado pero con el regalo mensual de un juego, la aceptación de la segunda mano, la no obligación de conectarte para jugar offline, etc. acrecentan mis ganas para sustituir mi PS3 en cuanto la economía lo permita.

Motivos suficientes para que la mayoría de los asistentes a la feria, vía online o vía presencial, estuvieran de acuerdo en que Sony ha sido, con creces, la vencedora de este nuevo E3 2013. Este resultado no hace más que poner en sobreaviso a Microsoft que pensaban que con TV, Call of Duty: Ghosts y Sports iban a engatusar por completo al respetable. Una patada en la boca se han llevado, otro año será chicos.

Archivado en E3 2013, Exclusivas, Microsoft, next-gen, Nintendo, Sony, Third Parties
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Jorge Olmo dice:

    La que me da pena es Nintendo. Toda la vida ha estado ahí y lleva ya unos años marchándose.

  • Lorenzo Gama dice:

    Nintendo no se va a marchar nunca, al menos eso espero

  • Pepe dice:

    Estos tipos de Xombit siempre hablan mal de otras compañías y sólo hablan bien de Playstation. Mejor es ya no comentar y no hacerles caso. Estos seudo blogger se creen con autoridad para decirnos que hacer y que comprar

    • JuanMi Guirado dice:

      Buenas Pepe, gracias por tu comentario,

      Por alusiones, en Xombit Games somos muchos editores, algunos con unos gustos y otros con otros. A veces contraponemos nuestras preferencias entre compañeros y sabemos que nunca coincideremos con todos nuestros lectores. Pero este tipo de artículos son de opinión y merecen un respeto. Podrás estar más o menos de acuerdo conmigo, pero no podemos estar generalizando a todos los chicos de Xombit Games.

      Por otro lado, en ningún momento he dicho que os compréis PS4, sino que yo me la compraría como primera opción de la next-gen. Otros compañeros de nuestro blog estarán más a favor de Xbox One y otros de Wii U, como muchisimos lectores.

      Un saludo Pepe

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion